Librerando

En portada

[La fotografía destacada en la home es de Raquel Calvo] El propósito de esta obra consiste en explicar, con pruebas abundantes, el origen del actual universo para que sean conscientes de ello las generaciones venideras. A mí no me gusta presumir, bien lo sabe Diosle, pero el actual cosmos existe tal y como es ahora gracias a mi lealtad —y a la de mis queridas huestes— a los designios de la Divina Providencia. Las evidentes señales que ahora rigen nuestro

La editorial Bala Perdida y su semana Yo Soy Kronen Por Mondo Sonoro Han pasado ya 25 años desde que José Ángel Mañas escribió Historias de Kronen, libro que marcó un hito en la cultura social de los noventa. Por ello, la editorial Bala Perdida ha organizado una semana de actividades culturales llamada «Yo Soy Kronen» y que pretende revivir los noventa y las dos novelas Kronen de referencia Historias de Kronen y Ciudad rayada. La novela Historias de Kronen mostraba la realidad de los jóvenes madrileños,

Puentes

Hoy voy a empezar dando las gracias —de verdad, de corazón— a los editores y a las editoras con las que trabajamos. Si es cierto que es gracias a las librerías, a su generosidad y paciencia, sobre todo, que podemos hacer esto que hacemos, no es menos cierto que sin los libros y sin el apoyo y la confianza de los y las que los hacen, esto que hacemos sería imposible. No solo más ingrato. Imposible. Tal cual. Los libros

Abril de 1959. Estoy junto a la barandilla de la cubierta superior del Batory y siento que mi vida se acaba. Observo a la multitud reunida en la orilla para despedir al barco que zarpa de Gdynia —una multitud que de repente está irrevocablemente al otro lado— y quiero huir, regresar, precipitarme hacia la excitación familiar, hacia las manos que se agitan, hacia las exclamaciones. No podemos abandonar todo esto, pero lo hacemos. Tengo trece años y emigramos. Es una

La utopía de la imperfección Los tiempos del esplendor de la portuguesa Lídia Jorge Por Carmen Morán Breña. Artículo publicado en El país En las madrugadas, Lídia Jorge se despierta fanfarrona y mira lo que ha escrito con ojos de madre: este hijo mío ha quedado muy pero que muy bien, se dice. A medida que avanza el día, los desvelos optimistas se van apagando y dejan paso a un juicio que martillea: hay que reescribir. De esta forma, sosegada y crítica,
Pilar Martín Gila

¿Por qué este libro? La cerillera, de Pilar Martín Gila. Lorena Carbajo Castro, editora de Bala perdida Ya el título me evocó el famoso cuento de Andersen y algo se removió en mí, el recuerdo de cuando yo era niña y leía o bien escuchaba ese trágico cuento en el que asistimos a la última noche del año en el que una niña muere de frío ante la mirada invisible de los que la rodean. Ya de pequeña me conmovía, me hacía
La potencia según Nietzsche

Es preciso tener todavía caos dentro de sí para poder dar a luz una estrella danzarina. Esta es una de las viñetas de Max que ilustran La potencia según Nietzsche que está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com
Retrato de Fernando Pessoa pintado por José de Almada Negreiros

Sobre el fascismo, la Dictadura militar y Salazar, adelanto del libro inédito de Fernando Pessoa que recoge sus textos políticos La publicación de Sobre el fascismo, la Dictadura militar y Salazar hace tres años en Portugal permitió hacerse una idea mucho más exacta del alcance del pensamiento político de Fernando Pessoa, además de desmentir, con pruebas, muchos de los clichés sobre sus devaneos ideológicos que se habían ido propagando. La singularidad de sus puntos de vista y, sobre todo, su capacidad de
Gauguin

El cacique de Parará Purú me contó antes de irme que en la década de los sesenta, aprovechando su control sobre el canal y las zonas limítrofes, en los seis o siete años anteriores al golpe de estado del cual salió Omar Torrijos convertido en líder de la revolución panameña, estados Unidos no sólo solidificó el prestigio de la academia de las américas (donde se enseñaban métodos de tortura, asesinato y represión a futuros presidentes de Latinoamérica, como volar sin
ilustracion_oliver_VII

#ficción #Antal Szerb #greylock En Alturia la situación era la siguiente: Simón II, el predecesor del actual monarca Óliver VII, como gobernante había sido excepcional, y el país seguía pagando las consecuencias de ello. Modernizó el uniforme del ejército, la educación primaria, introdujo el teléfono y los aseos públicos en Alturia, y muchas cosas más. Su actividad benéfica le pasó una gran factura a las finanzas del país. El pueblo de Alturia es de naturaleza particularmente soñadora, imaginativa y poética,

Desde fronterad

Max Blecher

Apostillas a Max Blecher Ioana Zlotescu Max Blecher (1909-1938) pertenece a aquella estirpe de autores implacablemente decididos a afinar su espíritu en una incesante e innovadora búsqueda en pos de la expresión más acertada, al margen de cualquier norma preconcebida, para dar fe del misterio del hecho de vivir y sus consecuencias. En un sencillo y hermoso ensayo de 1935 en torno al poeta Paul Valéry enjuicia negativamente el enquistado «formalismo estético» del francés frente a la «espontaneidad interior o
Rothko

Viaje a Rothko, el guardián del color Antón Patiño Espacio-tiempo como absoluto cromático en Rothko. Asistimos a la reverberación de las masas de color en ámbitos de interacción. Quietud contemplativa y ensimismamiento que otorgan una poderosa carga de sentido al vacío. Hay un magnetismo poderoso en este vacío central y desde luego este pintor nos lo hace sentir como pocos. Una posición radical aparece entonces, percibimos que la raíz de todo está en el silencio. En un determinado poder introspectivo
Siempre hubo afición al ajedrez en el Café Comercial [por Juan Bohigues]

Homenaje al Café Comercial. Un sitio donde se jugaba al ajedrez Juan Bohigues Siempre hubo afición al ajedrez en el Café Comercial, incluso entre los empleados. Poníamos un tablero escondido en «el túnel del amor», lo llamábamos así porque todos los enamorados se ponían en las últimas mesas del café Comercial, las que estaban situadas al lado de los servicios, como siempre habían bombillas fundidas, sus claroscuros permitían besos apasionados, y algún que otro roce pecaminoso, «meterse mano» vamos. Nosotros los

COMPARTIR

Librerantes | Distribución de libros y más…