Un poema de Mada Carreño para las tardes de tristeza imprecisa

Este es un poema para las tardes de tristeza imprecisa,
cuando se alzan como macillos de teclas olvidadas
todos los días muertos
y se es otra vez aquella misma niña pensativa
sentadita en el quicio de la puerta.

Hace ya muchos años que Chopin fue enterrado en su piano
y ahora nos agita los cabellos un aire de club de natación
y desfiles triunfales y bruñidos,
admirables.
Sin embargo
es cierto que queda todavía en los huecos
un poco de la lluvia más antigua
y que —pueden gemir las manos, desolarse—
es aún
lo mejor que tenemos.

Y yo era
una alegre muchacha.
Con el cabello al viento, mi cartera de asuntos bajo el brazo,
siempre a paso de vuelo
sin medias
sin amor
y socialista.
Nada había que igualase el honor
de llevar unas uñas descuidadas.
¡Si hasta las explosiones de los máusers
parecían cohetes luminosos!

Manos mal, si aún vivimos en el aire
que vació la forma misteriosa de un piano.
Hoy
en que me siento propicia —la lluvia me ha salvado—
prefiero seriamente ir al entierro
a esta amarga mentira de sonrisas
tan insistentemente fotografiadas.

No necesito nada.
Cuanto soy lo aprendí cuando el mundo se abría en su aurora primera
y he venido arrastrándolo en mis venas menudas y recónditas
sin principio
ni final todavía,
pequeño río tenso y continuo
que sostiene mi equilibrio entre misterios.

Ante el arcano mundo y la intacta verdad
que se abre en la mirada de un niño
todas las falsas fábricas aparecen ridículas
y tanto guiño y gesto
entristecen y cansan de manera indecible.

9788412412239La poesía de Mada Carreño muestra la voz inconfundible de una mujer libre. Sus poemas tratan la violencia de la guerra, la hipocresía social, el amor no convencional, la naturaleza sin adornos: «Asir la ligereza –no el peso- de lo que aprendimos / y que ha de conducirnos a nuevas flotaciones». Su espiritualidad, su gusto por los espacios abiertos y la libertad inspiraron en ella una poesía intensa, donde con delicadeza da cuenta del dolor del mundo. En este libro se recogen por primera vez sus Poemas inéditos junto con el poemario Poesía abierta.

Mada Carreño (1914-2000) fue periodista en la guerra civil española, exiliada en México, escritora, editora y traductora. Desde niña amó los libros y escribió hasta unos días antes de morir. Era una transgresora delicada; sin proponérselo, más bien discreta, rompía barreras y saltaba fronteras. «Vivir con una fisura en el corazón requiere de una desmedida capacidad de alegría»: aun en situaciones extremas como la guerra, el éxodo y el exilio, nunca perdió el sentido de la belleza ni del humor. Su libertad pagó el precio de no ser aplaudida ni encumbrada por ningún grupo político o literario ni por la crítica del momento y así quedó a la espera de que muchos años después su obra saliera a la luz como merece.

La Colección Mínima reúne libros que pretenden difundir la literatura de grandes autoras como Emily DickinsonMary Shelley o Maria-Merçè Marçal, en pequeño formato con un diseño muy cuidado. Selecciones personales de las editoras en las que caben poesía, diarios y relatos, cuyo propósito es acercar estas obras a quienes no las conocen o solo han tenido acceso a publicaciones más tradicionales.

Librerías recomendadas

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

novedades

  • 9779200016691
  • 9779200016677
  • 9788415766858

ensayo

  • 9788415766858
  • 9788409397693
  • 9779200016622