Todo el que lee adquiere un superpoder

[Fragmento del artículo/ensayo de José de María Romero Barea publicado en la revista Quimera nº 456 sobre Christa Wolf, autora publicada en español por Las migas también son pan]

La literatura supone una vuelta a la esperanza, una restauración de la fe perdida. Si algo nos demuestra una novela es que estamos interconectados, que tenemos que seguir unidos, aun cuando las restricciones nos instan a respetar la distancia interpersonal. Los libros de la escritora centroeuropea Christa Wolf (1929, Landsberg an der Warthe, Alemania, hoy Polonia – 2011, Berlín) son un espacio donde ideas y personas son bienvenidas. Una zona de encantamiento y resistencia, donde se nos permite volver a creer en la revelación.

Defiende la autora de la antigua República Democrática Alemana, crítica con cualquier totalitarismo, la interconexión, mientras demuestra que las clases sociales no son inviolables ni impermeables, que ningún grupo humano, no importa cuán heterogéneo, prospera separado de su vecino, cualquiera su condición. Que en cualquier impulso revolucionario hay, o debe haber, un deseo vital, sin el cual nunca se accede a la justicia.

[…]

En la narración En ningún lugar. En parte alguna (1979), la prosa dialógica entrelaza poemas no escritos en un único verso que no se pliega a la mera división en unidades métricas, sino que se despliega en frases ininterrumpidas que penetran «un silencio cada vez más denso, más amenazador y definitivo».

Logra transmitir la ensayista y periodista de la Alemania Oriental, educada bajo el nazismo, enfrentada luego a la ocupación soviética, la calidad encarceladora de los estados mentales dentro de las actitudes sentimentales. […]

En esta era preocupada por recopilar información, rastrear vínculos y exponer secretos, los argumentos de la novela se anticipan y se defienden contra la catástrofe y la desilusión. Siempre atentos al peligro, del que nunca podrán saber lo suficiente. Denuncia el relato la paranoia intemporal de circunstancias como las que nos encontramos ahora, cuando el conocimiento es crucial y es importante actuar con presteza.

[…]

August

Todo el que lee adquiere un superpoder: puede viajar donde su cuerpo no puede. Migra o se extravía, fija su residencia permanente en la mente del libro que tiene entre manos, revela qué o a quién incluir en su imaginación, decide cómo medir la cantidad de información: «August recuerda: él era como cada uno de esos niños que al final de la guerra llegaban a la estación de ferrocarriles de Mecklemburgo sin sus padres y a quienes preguntaban dónde y cuándo perdieron a sus madres».

No podemos ser siempre los mismos, pero, a cambio, imaginamos otras formas de ser, de deambular a través del tiempo detenido de un cuento, las gráficas dilataciones de una nouvelle como August (2011) en las que es posible atisbar patrones, secuencias que de otro modo pasarían desapercibidas: «August ve con mucho nitidez a aquellas personas que encontró en aquella época, con mucha más claridad que a la mayor parte de la gente con la que se ha encontrado en su posterior y larga vida».

Para el huérfano protagonista, conductor de autobús a punto de jubilarse, aventurarse en su memoria no supone solo un escape, sino una herramienta para ganar perspectiva en la postmodernidad, simbolizada por «las afueras de las grandes ciudades. Esos horribles centros comerciales enormes, con sus interminables aparcamientos. Esos concesionarios de coches que se exceden en sus eslóganes publicitarios». Ante la desaparición de su infancia de posguerra, en narrador no cede a la desesperación: «Que esta iglesia [la Frauenkirche de Dresde, destruida por los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial] volviera a estar de nuevo en pie era para él un consuelo, aunque no sabía decir muy bien por qué».

[Puedes leer el ensayo completo de José de María Romero Barea en la revista Quimera nº 456]

 

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

novedades

  • 9779200016691
  • 9779200016677
  • 9788415766858

ensayo

  • 9788415766858
  • 9788409397693
  • 9779200016622