Zibaldone

girl reading dark

Pareja. Un poema de Matteo Marchesini

Matteo Marchesini (Castelfranco, Emilia, 1979), poeta, narrador y ensayista, colabora habitualmente en publicaciones como Il Foglio, Il Sole 24 Ore, Radio Radicale y Doppiozero.

mudanza poema de matteo marchesini

Pero el delito perfecto no existe. Un poema de Matteo Marchesini

Mudanza Cuanto más claro y liso se hace todo en esta casa blanda, esencial, más resbaladizo, más umbrátil es el contacto con el pasado. Cada tecla que pulso en el portátil es el efecto raro de vicisitudes de aparcería acabados solo con el siglo pasado.

Vivir y amputar. Un poema de Giorgio Manacorda

Giorgo Manacorda es miembro fundador y editor de un anuario dedicado a la poesía contemporánea (1994-2012). Dirige, junto a Alfonso Berardinelli y Walter Siti, la revista L’età del ferro (Castelvecchi). Toda su producción poética y crítica hasta la fecha estaba inédita en castellano.

Y yo a mi enemigo en las venas. Un poema de Giorgio Manacorda

El puerto Abajo en el agua sucia del puerto, las panzas de las naves de transporte, y nosotros aplastados por la pena del baño en ese opaco desesperado charco. Pero un antiguo velero en la vigilia pasa en silencio con sus mascarones. Creo que tiene

sculpture2

Giorgio Manacorda

Es difícil ponerse en la piel de Giorgio Manacorda (1941), el hijo de Gastone Manacorda, uno de los principales historiadores del movimiento obrero, y de Marcella, mujer de gran inteligencia, activa en la industria editorial del Partido Comunista, cuando, siendo apenas un veinteañero, Pier Paolo Pasolini

Pero qué hace la madre de Hamlet jugando al Candy Crush

¡Hamleeet! Déjala en paz. Tu madre es así, no la pinches. Deja que sean las espinas que tiene en el corazón las que la hagan sufrir, tú no la juzgues.

Y luego, digo yo, ¿por qué siempre tienes que ponernos verdes? Que si soy un obrero, que si leo Tex Willer, que si has visto a tu madre follar con tu tío, y digo yo, ¡habla de tus problemas, Hamlet! Yo cuando tuve que hablar contigo te llevé de noche, apartados, a un acantilado junto al mar.

Querido amor mío, en la tarde

Tal vez la poesía es un estar en otro sitio. Escribirla es alzar el vuelo, liberarse por encima de las cosas, zambullirse en el agua invernal hasta tocar el fondo. El mundo debe de tener márgenes más remotos de cuanto se piensa. Los elementos son cuatro o tal vez más, y otros tantos son los mundos en los que se divide el mundo, todos por explorar, sean historia o naturaleza, mito o crónica.

Una mente original, completa y laberíntica

  Paolo Febbraro es actualmente uno de los mejores poetas italianos. Tiene una mente original, compleja y laberíntica que bordea de continuo el caos, lo inaferrable y la locura, pero justamente por ello realiza acrobáticos ejercicios del más espinoso raciocinio. Explorando terrenos mentales inexplorados, o tal

No hay más entradas que mostrar

novedades

  • 9788412524543
  • 9788412524550
  • 9788412424942
  • 9788412308839
  • 9788412412239
  • 9788412368963
  • 9788412490305
  • 9788412524550