Entradas Etiquetadas

Susana Romanos

nyugat

  Mikes Kelemen fue un político y escritor húngaro originario de Transilvania que tomó parte en los movimientos contrarios a la dinastía Habsburgo. Es denominado a veces el «Goethe húngaro», y se le …

Casi ciervos en Katakrak (Pamplona). Susana Romanos, editora de greylock abre la primera presentación de casi ciervos, como editora, poniendo en contexto esta obra. «Casi ciervos se engloba dentro de una de las tres colecciones …

El texto ante el que nos encontramos es maravilloso y complejo desde el punto de vista del lenguaje. Se trata, además, de uno de los primeros ensayos que abordó el tema de la citacionalidad como práctica creativa, antes de que hablar de apropiacionismo se pusiera de moda. Publicado originalmente en 2010, Perloff fue pionera en estudiar este fenómeno a través de la literatura llevando más allá la tesis
Sherwood Anderson

Separar el mundo es fácil, lo complicado es volverlo a unir, sobre todo de una forma aceptable que consiga que dejemos de sentirnos incompletos. El propio Sherwood Anderson sabía por experiencia…
Susana-Romanos

Por Susana Romanos, editora de greylock ​greylock se complace en anunciar una convocatoria abierta de propuestas de obras-libros como parte de su serie de publicaciones dentro de su colección Imprint [#] para el año 2020. ​Las presentación de …
Ulises Carrión

Por Susana Romanos, editora de greylock En su texto de 1975 «El nuevo arte de hacer libros», publicado en el número de febrero de la revista literaria Plural, Ulises Carrión definió las características …
Mihály Babits

Siempre he creído que greylock y Babits estaban destinados a encontrarse, estos tres versos de La oración de Jonás, de 1941, resultan, cuando menos,premonitorios: «Yo también, antes de desaparecer, podría encontrar en una Ballena eterna cuyos ojos son ciegos mi vieja voz acostumbrada, mis palabras engalanadas».
Antal Szerb

Óliver VII, la última novela de Antal Szerb, puede parecer en principio una comedia ligera cuya fluida lectura aumenta esta sensación. Sin embargo, si bien debido a ello pudiera pasar incluso como su primera obra si las comparamos con las anteriores, contiene un poso de tristeza y madurez que condensa todo el pensamiento de un prolífico crítico, traductor, antólogo, ensayista y novelista como era Szerb lo que, en cierto modo, la recoloca de nuevo como cierre —evidentemente involuntario debido a su muerte en un campo de concentración en 1945— de un corpus literario que siempre ha tenido como fondo Hungría, y por extensión la vieja Europa.