Entradas Etiquetadas

Sabina Editorial

Los Jueves Librerantes surgieron casi al principio de todo. Se trataba de reunirnos de vez en cuando con lectores, amigos, libreros, editores y autores para charlar sobre libros, tomar un vino, contarnos cosas. Al principio, intentamos hacerlo en jueves (no lo conseguimos nunca), luego que fuera una cita mensual (esto lo hemos ido más o menos haciendo…), el primer jueves (tampoco) de cada mes por la tarde, cada vez en una librería de entre todas las librerías Librerantes (menuda aliteración).
Soy como el trueno

Sabina Editorial presenta la antología bilingüe Soy como el trueno / Sóc com el tro, de Anna Dodas i Noguer, el sexto libro de la Colección MÍNIMA. Participan María García Zambrano (poeta), Carmen Oliart (editora) y Susanna Caralt (actriz), que hará una lectura de poemas.

El objetivo del grupo de lectura es conocer nuevos autores y tratar, a través de ellos y de sus obras, géneros y temáticas diversas que nos permitan reflexionar en torno a ellas desde lo literario, lo personal, lo social y lo político, compartiendo experiencias y puntos de vista con un grupo lo más heterogéneo posible de lectores y lectoras.

Dedicado a sus dos hijos y prologado por la propia Clarice, la breve carta a modo de prologuito de El misterio del conejo que sabía pensar nos aclara, con humor y resignación de madre inteligente, que los verdaderos merecedores de este texto literario no eran en realidad sus hijos, sino los conejos mascotas que formaron parte de la familia Lispector durante un tiempo. Lleno de referencias simbólicas y metáforas domésticas, este cuento se mantiene alejado de otros referentes de la literatura contemporánea infantil animalística
Anna Dodas i Noguer

Anna Dodas nació en Folgueroles (Osona) y la plana de Vic es un paisaje muy presente en su obra poética.  Comenzó su actividad literaria desde bien pequeña, participando en diversos concursos literarios.  En 1976 ganó el primer premio literario con el cuento David i el paraigües meravellós y en 1981, el premio Primavera de Vic con la narración  Capvespres de foc i de grana. Después vendrán Les ciutats, La deessa de les flors, y una obra narrativa inédita, Suite y

Presentació Soy como el trueno / Sóc com el tro. Edició Bilingüe català-castellà d’una tria de l’obra d’Anna Dodas El dissabte 30 de setembre a les 12:30h acollirem la presentació del llibre Soy como el trueno / Sóc com el tro. Es tracta d’una tria de l’obra poètica d’Anna Dodas Noguer que ha confegit l’editora de Sabina Editorial, Carmen Oliart. Les traduccions al castellà són de Caterina Riba i Max Hidalgo. Comptarem també amb la presència de Mireia Vidal-Conte que llegirà

La primera parte del título se lo dedicamos a un librero de Zaragoza que, sabemos, por esta anécdota recurrente, que no se lee nada más que los titulares (no es un reproche; te entendemos, Paco, esta redactora puede ser muy aburrida, a poco que se ponga) de modo que cada vez (y ya van…) que lee «Cerramos», nos llama, alarmado, «Raquel, qué me dices, qué ocurre». «Nada, Paco, si es lo de todos los años, que nos vamos unos días

Quienes viven: La lucha contra la muerte La saga coral se desarrolla en el siglo XIX en el noroeste de Estados Unidos, adonde se dirigen las olas migratorias en busca de una tierra prometida Por los caminos salvajes de una naturaleza hermosamente desbordante se adentran carros repletos de enseres tirados por animales. Hombres, mujeres, niños y vacas y caballos se enfrentan a las inclemencias del tiempo y del espacio. Al final del viaje, el recuento de lo perdido. El recuerdo de

Esta viñeta pertenece al libro La bella durmiente hace el turno de noche, de Pat Carra. Podéis conseguirlo, ya lo sabéis, en nuestra generosa red de librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos en librerantes@librerantes.com, que te la encontramos rápidamente.    

El sacrificio Llegué por primera vez a St. James, Nueva York, mi futuro hogar, en el invierno de 1946. No era un día brillante de hielo ni un día de nevadas de suaves contornos blancos y carreteras silenciosas; solo un día gris y frío sin nada digno de reseñar. Llegué un domingo por la mañana en el ferrocarril de Long Island. Las ventanas del tren estaban sucias, los suelos mojados, el calor surgía en bocanadas rancias de algún lugar que