Entradas Etiquetadas

los libros de fronterad

Ciclo de conferencias Astronomía para profanos en la Biblioteca Eugenio Trías A cargo de Andrés Cassinello, doctor en Física e ingeniero de Telecomunicaciones ¿A qué distancia está la Luna? ¿Y el Sol? ¿Qué tamaño tienen? Aristarco de Samos contestó a estas preguntas en el siglo III a. C. aplicando un método científico. Los griegos sabían que Venus se veía a veces antes del amanecer y otras veces al anochecer. Sabían también que las estaciones se adelantan cada año respecto a

Ciclo de conferencias Astronomía para profanos en la Biblioteca Eugenio Trías A cargo de Andrés Cassinello, doctor en Física e ingeniero de Telecomunicaciones ¿A qué distancia está la Luna? ¿Y el Sol? ¿Qué tamaño tienen? Aristarco de Samos contestó a estas preguntas en el siglo III a. C. aplicando un método científico. Los griegos sabían que Venus se veía a veces antes del amanecer y otras veces al anochecer. Sabían también que las estaciones se adelantan cada año respecto a

Ciclo de conferencias Astronomía para profanos en la Biblioteca Eugenio Trías A cargo de Andrés Cassinello, doctor en Física e ingeniero de Telecomunicaciones ¿A qué distancia está la Luna? ¿Y el Sol? ¿Qué tamaño tienen? Aristarco de Samos contestó a estas preguntas en el siglo III a. C. aplicando un método científico. Los griegos sabían que Venus se veía a veces antes del amanecer y otras veces al anochecer. Sabían también que las estaciones se adelantan cada año respecto a

Ciclo de conferencias Astronomía para profanos en la Biblioteca Eugenio Trías A cargo de Andrés Cassinello, doctor en Física e ingeniero de Telecomunicaciones ¿A qué distancia está la Luna? ¿Y el Sol? ¿Qué tamaño tienen? Aristarco de Samos contestó a estas preguntas en el siglo III a. C. aplicando un método científico. Los griegos sabían que Venus se veía a veces antes del amanecer y otras veces al anochecer. Sabían también que las estaciones se adelantan cada año respecto a
Max Blecher

Apostillas a Max Blecher Ioana Zlotescu Max Blecher (1909-1938) pertenece a aquella estirpe de autores implacablemente decididos a afinar su espíritu en una incesante e innovadora búsqueda en pos de la expresión más acertada, al margen de cualquier norma preconcebida, para dar fe del misterio del hecho de vivir y sus consecuencias. En un sencillo y hermoso ensayo de 1935 en torno al poeta Paul Valéry enjuicia negativamente el enquistado «formalismo estético» del francés frente a la «espontaneidad interior o
Rothko

Viaje a Rothko, el guardián del color Antón Patiño Espacio-tiempo como absoluto cromático en Rothko. Asistimos a la reverberación de las masas de color en ámbitos de interacción. Quietud contemplativa y ensimismamiento que otorgan una poderosa carga de sentido al vacío. Hay un magnetismo poderoso en este vacío central y desde luego este pintor nos lo hace sentir como pocos. Una posición radical aparece entonces, percibimos que la raíz de todo está en el silencio. En un determinado poder introspectivo
Siempre hubo afición al ajedrez en el Café Comercial [por Juan Bohigues]

Homenaje al Café Comercial. Un sitio donde se jugaba al ajedrez Juan Bohigues Siempre hubo afición al ajedrez en el Café Comercial, incluso entre los empleados. Poníamos un tablero escondido en «el túnel del amor», lo llamábamos así porque todos los enamorados se ponían en las últimas mesas del café Comercial, las que estaban situadas al lado de los servicios, como siempre habían bombillas fundidas, sus claroscuros permitían besos apasionados, y algún que otro roce pecaminoso, «meterse mano» vamos. Nosotros los

Periodista exigente, novelista preciso y sobrio, conversador vehemente y apasionado, Pedro Sorela ha sucumbido en la lucha contra el cáncer que mantuvo los últimos años. Su última obra, Banderas de agua, publicada por Los libros de fronterad y que distribuye Librerantes, fue presentada por Fernando Savater en mayo de 2016. De padre español y madre colombiana, Sorela vivió en varios países y tenía familia en ocho. Fue autor y director de teatro con grupos independientes, periodista en Europa Press y El País,
Víctor Hugo

Los dibujos de Victor Hugo. Fijar los vértigos Alberto Ruiz de Samaniego En Victor Hugo, la meditación es siempre líquida. Situado en la estela de Nerval, el ensueño en él no hace más que derramarse como fluido eruptivo sobre la vida cierta o visible. «Bajo algunos soplos violentos del interior del alma», escribe Hugo, «el pensamiento se convulsiona, se eleva, y de él sale algo parecido al rugido sordo de la ola» (El hombre que ríe, IV, 1). Océano o caos,
fronterad

Todos somos Leopold Bloom. Una relectura del ‘Ulises’ Eduardo Lago 1. Un libro que es todos los libros Hay libros en los que cabe la totalidad de la experiencia humana, libros cuya lectura nos explica lo que somos. Libros en los que caben todos los libros, el resto de los libros, los que están ya escritos y los que quedan por escribir, libros que cuando se cruzan en nuestro camino cambian el curso de nuestra vida. Cada uno de quienes