Entradas Etiquetadas

Libros de la resistencia

Hace años, un amigo con bastante sentido del humor, explicaba el concepto de religión tomado hoy día mediante una anécdota humorística. Como suele pasar trasladándola aquí pierde su gracia, ese si te lo cuento no te vas a reír, pero nos viene al pelo para lo que queremos explicar en unas líneas. Y así decía que Dios había creado al hombre a su imagen y semejanza, y que era superior a él…pero no contaba con que descubriésemos la electricidad. No,

  en las migraciones de los claveles rojos donde revientan cantos de aves picudas y se pudren las manzanas antes del desastre ahí donde las mujeres se palpan los senos y se tocan el sexo en el sudor de los polvos de arroz y de la hora del té flujo de enredaderas a través de lo que siempre es lo mismo ciudades atravesadas por el pensamiento miércoles de ceniza la vieja nana nos mira desde un haz de luz respiran

Cuentan muchos poetas que la poesía nació del siguiente modo: sonaba en sus oídos una frase musical insistente, al principio inconcreta y luego precisa, pero todavía sin palabras, y en algún instante, a través del fraseo musical, brotaban de pronto las palabras y comenzaban a moverse los labios. Más musical que mental, el hilo poético se cruzaba con el musical y de ese fraseo advenía el canto.

Festina Lente. El adagio «Aldo esta erigiendo una biblioteca cuyas fronteras son las fronteras de la tierra». Nos llegaba estos días a nuestro pequeño a la par que coqueto almacén Festina lente (Apresúrate despacio), librito (103 mm x 149 mm) que ve la luz tras alguna peripecia que nos encantaría contar, pero que no nos dejan. Festina Lente (adagio latino comentado por Erasmo de Rotterdam y que es, en parte importante, un elogio al trabajo de un editor que sentó

Fruto del trabajo de seis años, Tania Favela (México, 1970) nos entrega Remar a contracorriente: cinco poéticas, libro que nos ofrece la madurez, la complejidad y la sabiduría de una mirada crítica sobre la poesía contemporánea en nuestra lengua; ejercicio de reflexión, análisis y exploración que, sin descuidar el rigor de la actividad propiamente académica, se enriquece con la impresionabilidad hacia la poesía —y la comprensión profunda de sus mecanismos y responsabilidades— de quien ha practicado durante años la escritura poética. 

7ª Reunión de nuestro [esto NO es un] Club de lectura. Librerando en Enclave de libros Los tres volúmenes aquí recogidos aparecieron, en Chile, en plena dictadura militar. En ellos el cuerpo, sus partes, el deseo, la violencia física, el amor, el acto de escribir, son obsesiones y materialidades cada vez más presentes y profundas en la poesía de Carmen Berenguer. La presente edición incluye los libros Bobby Sands desfallece en el muro (1983), Huellas de siglo (1986) y A media asta (1988) junto a imágenes

Este texto, exento del cuerpo de los «Adagia» de Erasmo espera ser un homenaje al libro y al proceso editorial desde sus inicios humanistas en el Renacimiento (en el formato en que lo conocemos actualmente). Erasmo cuenta su propia experiencia trabajando codo a codo con Aldo en Venecia durante nueve meses: «Al mismo tiempo fuimos arrastrados por mi gran temeridad los dos, yo a escribir, Aldo a imprimir»

En la librería Enclave de libros se presentará LENGUAVIAJE, antología de la poesía de Augusto de Campos. Gonzalo Aguilar, traductor y editor del libro, será el encargado junto con Edgardo Dobry Tensionada entre la angustia y la tekné, entre la geometría y el afecto, entre la negatividad y la invención, la poesía de Augusto de Campos se inscribe en la página como en una piedra en una sucesión de negativas (al mercado, pero también a la soledad) que expone una ética

Cuentan muchos poetas que la poesía nació del siguiente modo: sonaba en sus oídos una frase musical insistente, al principio inconcreta y luego precisa, pero todavía sin palabras, y en algún instante, a través del fraseo musical, brotaban de pronto las palabras y comenzaban a moverse los labios. Más musical que mental, el hilo poético se cruzaba con el musical y de ese fraseo advenía el canto.

Gloria Gervitz (Ciudad de México, 1943) reúne en Migraciones el trabajo de 43 años de quehacer poético. No se trata de una recopilación ni de una antología, ni siquiera propiamente de una poesía reunida. Hasta la fecha, la autora había venido publicando este poema orgánico, llamado Migraciones desde el comienzo, en ediciones que comprendían los desarrollos parciales de la obra. Así, en 1991, el Fondo de Cultura Económica de México publicó las tres partes que hasta ese momento componían el poema.