Entradas Etiquetadas

Concha Alós

Uno de los días que entré a la Librería Mujeres de Madrid encontré por casualidad una novela cuya portada llamó mi atención. Se trataba de Las hogueras, una novela que había ganado el Premio Planeta en el año 1964 –así rezaba en un adhesivo promocional en la portada- y cuya autora era una valenciana llamada Concha Alós. Abrí el libro por una página cualquiera y algo me sacudió:

Concha Alós sonríe desde otra época. Mira a la cámara sosteniendo en la mano izquierda una copa de champán achatada, con los dedos índice y meñique estirados en un gesto demodé. La cabeza tocada por un moño esculpido con laca y el cuello del vestido con un corte sesentero. Semejante estampa solo puede completarse con unas gafas de pasta oscura que enmarcan una cara ovalada en la que renegrean dos cejas llamativamente separadas

Y en cuanto a mí, he decidido tomar cartas en el asunto por el bien de la justicia literaria. Admito que a veces fabulo un poco, pero qué le voy a hacer si mi oficio es el de fabular. Dubravka Ugresic en Gracias por no leer (La fábrica, 2004) Recuerdo cuando Enrique García Ballesteros, coeditor de Recalcitrantes, librero, escritor, mejor lector, camarero, historiador, pesimista implacable, y qué sé yo,, lo tienen todo aquí, me contó que Noelia Adánez y él

La literatura nos permite fingir, cambiar de identidad  Madrid, en coche, es un infierno: accidentes, estridencias, frenazos, una casi absoluta falta de educación, conductores —y conductoras, ay— endemoniados, poseídos, ahítos de una agresividad peligrosísima, incontenida, de unas ganas de dar mal, de imponerse, que darían, si una no fuera en el fondo una inconsciente, un miedo como para no salir a la calle más que en bici, a la porra los libros, que los carguen otros, no saldré nada más

Muy atentos a partir del 47:37, porque ahí tenemos a unos grandes amigos de Librerantes, que además riman, los editores Recalcitrantes. Ellos son Enrique García y Noelia Adánez, cuya labor recupera libros escritos por mujeres que dejaron de editarse y fueron, en cierto modo, sepultados por el paso del tiempo. Ahora vuelven a la actualidad gracias a su empeño. De momento han resucitado a Concha Alós y Las Hogueras, premio Planeta de 1964, y a Mireya Robles con Hagiografía de Narcisa

Acto inaugural del nuevo proyecto editorial Recalcitrantes, editorial especializada en libros no inéditos Presención de la editorial y de su primer libro. Con la presencia de Cristina Fallarás. «Publicamos libros que han estado un tiempo en el mercado editorial para desaparecer después en la bruma del olvido de editores y lectores. Libros que han sido escritos por mujeres. Mujeres que han querido escribir ya sea apelando o sin apelar a su condición de mujeres. Y nos estrenamos con la presentación