Comenzar a leer

mary daly

El viaje deslumbrante de Mary Daly

Cuando dije que quería estudiar filosofía, fue como si mi voz clamara en el desierto. Estudiaba en una pequeña escuela católica de secundaria para clase trabajadora en Schenectady, Nueva York.

800px 25 abril 1983 porto by henrique matos 01

Comenzar a leer Los memorables, de Lídia Jorge

Un libro sobre la Revolución de los Claveles de la que la autora fue testigo próxima, un hecho decisivo en la Historia de Portugal, que marcó el inicio de una serie de cambios en Europa

la isla de la rebelión comenzar a leer

La isla de la rebelión

Ni el presente ni el futuro pertenecen a los fantasmas. No pueden aferrarse a una realidad de la que no forman parte. Es el tiempo de los vivos, aunque existen excepciones.

comenzar a leer la espesura

El ruido de un carromato

El ruido de un carromato atronó desde el bosque y sacó a Rein de sus ensoñaciones.
—Están debajo del pino jorobado —murmuró entre dientes, refiriéndose al viejo árbol que crecía, ya medio seco, allí donde el camino se bifurca en dos ramales

el terrorista negro tierno monénembo

Aquí nadie había visto nunca a un negro

El terrorista negro. ¿Le han dicho que antes de su llegada a Romaincourt, aquí nadie había visto nunca a un negro, salvo el coronel que lo sabía todo del corazón de África y del vientre de Oriente? No, ¿verdad? ¿Usted ha oído hablar de todos modos del alboroto que reinaba en aquellos tiempos por culpa de los boches

9788412383454

La carcunda. Por Jesús Tiscar

A cloro en el coño; hace más de medio siglo que al vejancón ese, ese que está ahí en la barra de La Manchega bebiendo palo cortado, ese del traje gris marengo, la corbata obsoleta y el pelo churripuerco, grasiento, plastaca, como si se hubiese

la extinción de los elfos mapa

La extinción de los elfos

—Son demasiados. Sin embargo, Endanur pensaba que lo único a lo que él aplicaría el demasiado era al tiempo que elfos y humanos habían intentado convivir y reproducirse los unos con los otros. —Hay que hacerlo de todos modos —repuso. —¿Por qué lo crees tan

nuevo orden de las cosas poema algunos árboles

Subimos hasta que nos parece raro. Un poema de Marina Oroza

Este libro es una canción en que la música dice y la palabra canta. Las gotas líricas que componen el Nuevo orden de las cosas condensan la experiencia de los días: los vividos, los soñados, los leídos. Oroza parece haberlas recogido con un instrumento delicado y poderoso: ha cubierto con una fina camisa de vidrio no las cosas ni los acontecimientos sino su percepción en una sensibilidad, en «el núcleo estratégico del goce», para decirlo con sus palabras

9788412239386

Ciertas cenizas. Por María Cureses

Yo pensaba a menudo en quién habría construido la casa. No quién la había hecho construir, eso ya lo sabía, sino quien la había realmente hecho: acarreado el granito de las escaleras, colocado las tejas suaves de un color parecido al de los caramelos, la balaustrada de piedra, que se sombreaba de liquen amarillo justo donde debía…

Poemas emparejados

Este libro recoge poemas de algunas autoras que se han inspirado en Emily Dickinson, desde Susan Huntington Dickinson en el siglo XIX hasta hoy. Compone un juego de espejos que empareja los versos de cada autora con los de Emily, a la manera de un diálogo poético. Tenía intención de / escribirte Emily, dice Susan en el primer poema.

Para cada uno de los poemas de las autoras seleccionadas, las editoras hemos elegido y hemos puesto a su lado un poema de Emily Dickinson. Son poemas que por una palabra o un verso, nos han evocado una posible hermandad. Jugamos con palabras de todas ellas e invitamos a quienes las lean a participar en este juego de dejarse tocar por la inspiración y la intuición para oír cantar a dos voces e imaginar un diálogo sin fin entre Emily Dickinson y otras, Emily Dickinson et aliae.

No hay más entradas que mostrar

novedades

  • 9788412524543
  • 9788412524550
  • 9788412424942
  • 9788409404681
  • 9788412523812
  • Out of stock
  • 9788412400700
  • La portada