Inicio»fila2»Sobre el fascismo, la dictadura militar y Salazar. Textos políticos de Fernando Pessoa

Sobre el fascismo, la dictadura militar y Salazar. Textos políticos de Fernando Pessoa

0
Compartidos
Pinterest Google+

Sobre el fascismo, la Dictadura militar y Salazar, adelanto del libro inédito de Fernando Pessoa que recoge sus textos políticos

La publicación de Sobre el fascismo, la Dictadura militar y Salazar hace tres años en Portugal permitió hacerse una idea mucho más exacta del alcance del pensamiento político de Fernando Pessoa, además de desmentir, con pruebas, muchos de los clichés sobre sus devaneos ideológicos que se habían ido propagando. La singularidad de sus puntos de vista y, sobre todo, su capacidad de debate, convierten a Pessoa en un pensador político de mucho mayor alcance del que podía sospecharse. La traducción española, publicada por La umbría y la solana, está a punto de llegar a las librerías. Ofrecemos aquí, íntegro, uno de los textos que componen el libro.

Sobre el fascismo, la dictadura militar y Salazar [Fernando Pessoa]Uno de los grandes males del pensamiento y de la exposición del mismo, tal cual se dan normalmente, es el de no definir los términos que se emplean. Hay individuos que discuten horas, o artículos, y que bien puede ser que estén de acuerdo, puesto que su desacuerdo resulta de darle sentidos diferentes a la misma palabra, y nunca pensaron en definirla. Comienzan por todo, menos por el principio.

Un caso especial de esta confusión de espíritu es la palabra Dictadura. Tanto los que la defienden, como los que la atacan, no se encargan nunca de explicar lo que entienden por ella. Y, así, es vulgar oponer Dictadura a Democracia, a Liberalismo, al Parlamentarismo. La oposición es falsa: el concepto de dictadura no se opone a ninguno de estas; puede coexistir con ellas.

Dictadura quiere decir simplemente poder político absoluto, esto es, sin obstáculo práctico excepto la revuelta armada. La monarquía absoluta, por ejemplo, es una dictadura hereditaria. Si ese poder absoluto fuera otorgado –como, por ejemplo, a Hitler en Alemania– por mayoría de votos en sufragio universal, esa dictadura será democrática, porque gobernar en virtud de tal mandato es lo que constituye la democracia. Si ese poder absoluto es ejercido, como puede ser, con pleno respeto por la libertad de opinión –como lo ejerció en Prusia Federico II, que permitía toda crítica a su persona, que dio refugio (él, protestante oficial y masón) a los jesuitas expulsados de tantos países– esa dictadura será liberal, pues el liberalismo consiste en la tolerancia ante todas las opiniones y la expresión de las mismas. Si esa dictadura.

En el fondo, en la realidad, todo gobierno es una dictadura porque en todo gobierno debe forzosamente residir el poder que, por su naturaleza, no es divisible, siendo pues absoluto. Existen, tan sólo, las dictaduras de las personas con las que simpatizamos, y a esas las llamamos gobiernos legítimos; y las dictaduras de las personas con quien no simpatizamos, y a esas las llamamos tiranías, o dictaduras.

Dije yo que dictadura quiere decir poder absoluto, esto es, sin obstáculo práctico salvo la revuelta. Veamos o que es un obstáculo práctico. Por obstáculo práctico entiendo un obstáculo que tenga acción. Una minoría parlamentaria que vocifere y ataque y nada consiga, por ser minoría, no es un obstáculo práctico, sino teórico. Ese régimen parlamentario será una dictadura, aunque sea liberal, pues da la libertad de hablar, con tal que sea inútilmente.

Artículo publicado en Revista Penúltima


Sobre el fascismo, la Dictadura militar y Salazar está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.