Inicio»Puentes»¿Por qué este Libro?»La traducción creativa, la «transcreación»

La traducción creativa, la «transcreación»

3
Compartidos
Pinterest Google+

¿Por qué este libro?

Las minas de Salomón, de Eça De Queirós. Por Pilar Ramos Vicent, editora de La Umbría y la Solana.

En el año 1889, Eça de Queirós publicaba por capítulos en la Revista de Portugal la traducción de King Solomon´s Mines, que el escritor inglés Rider Haggard había escrito unos años antes y que había cosechado un enorme éxito en el mundo anglosajón. Entre el público portugués tuvo también una amplia aceptación, prueba de ello es que Queirós, publicaba dos años después un libro, Las minas de Salomón, donde quedaban recogidas todas las entregas que ya salieran anteriormente en la citada revista. Este texto que edita ahora La Umbría y la Solana fue el último que revisó el autor en 1891.

El autor portugués, que firmó en vida sus escritos con la grafía «Queiroz» y que hoy en día siguiendo la moderna ortografía portuguesa escribimos Queirós, ya había publicado dos de sus obras más emblemáticas: El crimen del padre Amaro, y El primo Basilio. Abogado de formación, supo compaginar su labor literaria con una importante carrera diplomática que, como cónsul, le permitió numerosos viajes por América, Europa y África.

Las minas de Salomón Considerado por muchos el máximo representante de la novela realista del siglo XIX en su país, obtuvo un gran éxito con su traducción de la obra de Haggard ya que logró acercar al público lusófono de Portugal y Brasil un libro de aventuras claramente anglosajón. El secreto de la popularidad de esta obra estaba precisamente ahí, en la traducción.

Eça de Queirós no se comportó sólo como un mediador que traslada un texto escrito en una lengua extranjera a la suya propia, sino que fue más allá. Como bien expresa Ana Luísa Vilela, autora de la introducción de esta edición de Las minas de Salomón, «aportuguesó» la novela de tal manera que dejó de ser un texto de Haggard para ser uno de Queirós. Con ello logró no sólo la adaptación de un texto a otra lengua, sino también a la cultura y al ambiente social del lector portugués. Su estilo literario característico, sus rasgos de humor y su experiencia viajera enriquecieron la obra del inglés, aportando también elementos nuevos y dando rienda suelta a su sarcasmo, para ironizar en algunos pasajes sobre ciertas costumbres inglesas mientras destacaba el papel que históricamente Portugal jugó en África. Queirós realizó así lo que en español denominamos una traducción creativa, una «transcreación», término que proviene de la palabra inglesa «transcreation», que mezcla dos vocablos: «traslation» y «creation».

La transcreación exige un conocimiento profundo no sólo de las lenguas sino de las culturas, y Queirós conocía ambas, la inglesa y la portuguesa. Sabía que, en sus enfrentamientos diplomáticos y comerciales con Inglaterra en tierras africanas, Portugal argumentaba una «prioridad histórica». Desde el siglo XV, fueron una constante las expediciones marítimas portuguesas que se internaron en el Océano Atlántico con el fin de explorar la costa africana para hallar una ruta comercial por mar alternativa a la terrestre que atravesaba territorios conflictivos con los estados islámicos. En las centurias siguientes, la consolidación de las relaciones comerciales en el continente africano llevó a Portugal a un enfrentamiento con Inglaterra a causa de su expansionismo. En los años 80 del siglo XIX, y según palabras del mismo Queirós, «África estaba terriblemente de moda». Era un tema sensible para el lector luso y el autor portugués supo sacar buen provecho de ello a través de la traducción literaria de la novela de Haggard.

Todo ello invita a la lectura de Las minas de Salomón, aunque como bien dice el profesor Antonio Sáez Delgado (El Pais, 2007) «Siempre hay una buena razón para leer a José María Eça de Queirós», un autor que, para Carlos Reis, especialista en la obra queirosiana, «no recibió el Premio Nobel de Literatura porque todavía no existía».


Las minas de Salomón está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.