Inicio»Editorial»Que se acabe el verano solo le gusta a la gente triste

Que se acabe el verano solo le gusta a la gente triste

0
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

Todo por la alegría

El verano es alegría. Hace calor, pero hay alegría. Y por la alegría hay que pelear. Con uñas y dientes y mesándose los cabellos si hace falta. Exagerando, con convicción. Todo por el verano, por la alegría. Que se tiene que lavar ropa que pesa menos, que hay más horas de luz, la sensación de que se tiene más tiempo, de que se vive más. A quién puede no gustarle el verano. A la gente triste. Esto es así. Hasta el gorro estamos por aquí de la gente triste que parece que te está todo el rato tirándote de la falda para que no avances, para que no disfrutes tanto, inconsciente, de la vida, aterrorizados ante la idea de la alegría sin medida, que se les va a comer de un bocado, si se descuidan, como poco, ay.

Un inciso aquí para dejar un sentido voto en contra de la gente que es triste porque es políticamente incorrecto y que ya está bien de esta moda absurda de ir a la contra de lo que está bonito, de lo que no nos da más que alegrías. Viva Julie Andrews bajando esa colina, cantando, feliz feliz como una perdiz danzarina.

Hemos vuelto, decíamos, y tenemos un buen montón de libros casi casi dispuestos ya para salir, rumbo a librerías.

9788412424904 9788494742583 cubiertamínima18# maquetación 1 9788494982972

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.