Inicio»De librerías»Crónica»Mi marido es un mueble. Librería Lé. Madrid

Mi marido es un mueble. Librería Lé. Madrid

3
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

Librería Lé es una librería enorme, dos plantas abarrotadas de libros, grandes ventanales a la calle, tres o cuatro libreros atendiendo a la gente, que no para de entrar, salir. Parece que hay un cierto trasiego a estas horas. Aún con todo, es fácil aparcar en la misma puerta a las siete y pico de la tarde. Zona azul. Paseo de la Castellana 144.

Leonardo Padura atendiendo a los medios en Librería Lé

Cuando llegamos, feliz coincidencia, nos encontramos a Leonardo Padura atendiendo a los medios. Me lleva hasta él Miguel, el librero: «Llegó hace un rato», me dice, como si así se explicara, con la presencia del escritor cubano, de qué librería se trata. Y funciona. Librería Lé se ha hecho, en relativamente poco tiempo, llevarán abiertos unos seis años, si acaso, un hueco en la vida cultural de Madrid, y ello estando al ladito de donde Cristo perdió el gorro, que dirían los chicos y chicas que salen por las nuevas librerías de Malasaña.

Mi marido es un mueble, también en Librería Lé
Mi marido es un mueble, también en Librería Lé

Mi marido es un mueble es el primer libro de cuentos de Esteban Gutiérrez. «Lo cual es ciertamente sorprendente», apunta Óscar Esquivias, nada más empezar, «por cuanto es un escritor al que conocemos como uno de los mayores defensores del cuento como género narrativo mayor». Su primer libro de cuentos, no sus primeros cuentos; estos los ha ido publicando a lo largo de los años en distintos medios, antologías, publicaciones. «Fue el promotor de un Manifiesto del cuento que para los cuentistas fue muy importante. Alzó su voz y defendió la categoría literaria del cuento, que es algo que ahora en el mundo académico nadie discute, aunque aún hoy un novelista que publica un libro de cuentos consigue menos espacio en los medios que el que conseguiría una novela».

07052015-_MG_0117

«Conviene no manosear mucho los cuentos para que ustedes lleguen a la lectura de la manera más inocente, menos advertida posible. Es un libro que van a disfrutar. Si ya conocen la obra anterior de Esteban ya saben que es un escritor siempre inteligente, siempre ameno, original, que ofrece una literatura que está muy lejos de esa grisura o apatía que a veces tienen sus personajes». Acaba así Óscar su intervención y nosotros esta breve crónica: Mi marido es un mueble es un libro para comentar una vez leído.

07052015-_MG_0159

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.