Inicio»Puentes»Notas de prensa»Luis Sepúlveda, Manuel Chaves Nogales y Lucia Berlin. Nuevo número de la revista Turia

Luis Sepúlveda, Manuel Chaves Nogales y Lucia Berlin. Nuevo número de la revista Turia

0
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

En este nuevo número Turia rinde homenaje a Luis Sepúlveda, Manuel Chaves Nogales y Lucia Berlin.

Además, textos inéditos de Carmen Maria Machado y Philipp BlomTeruel, entre otras

La revista cultural Turia publica en su nuevo número, cuya distribución comenzará este mes de marzo del 2021 en España y otros países, un sumario con interesantes textos inéditos protagonizados por grandes autores de la literatura contemporánea. En primer lugar, rinde homenaje al escritor chileno Luis Sepúlveda, fallecido por coronavirus en abril de 2020 y que alcanzó celebridad internacional por su novela Un viejo que leía novelas de amor.

Por otra parte, Turia centra también su atención en analizar la enorme figura de un autor injustamente postergado durante demasiado tiempo: Manuel Chaves Nogales. Considerado hoy uno de los grandes periodistas y escritores españoles del siglo XX, su búsqueda de la verdad por encima de cualquier ideología hizo de él una voz incómoda.

Junto a estos dos nombres propios de las letras en español, la revista estudia  también a la escritora norteamericana Lucia Berlin. Redescubierta en los últimos años por el público y la crítica, es uno de esos casos de justicia literaria hacia una autora cuya vida controvertida y difícil se refleja en sus relatos.

Turia ofrece además a los lectores una primicia en español: un avance de En la casa de los sueños, de la estadounidense Carmen María Machado. Se trata del nuevo libro autobiográfico de una autora muy apreciada por la crítica y cuyo debut con el volumen de relatos Su cuerpo y otras fiestas fue arrollador. Un éxito que ahora se ve confirmado con unas memorias sorprendentes, en las que narra una relación tóxica que tiene como agresora a una lesbiana.

Otra novedad editorial que avanza Turia es el libro inédito del historiador alemán Philipp Blom: Lo que está en juego. Quien está considerado uno de los mejores representantes de la intelectualidad europea actual, asegura que si bien los profetas del Apocalipsis son un fenómeno agotador, los «optimistas ingenuos» cansan aún más.

Luis Sepúlveda, ejemplo de compromiso y pasión por la literatura

luis sepÚlvedaEn el artículo que Turia le dedica a Luis Sepúlveda (Ovalle, Chile, 1949 – Oviedo, España, 2020) el profesor Teodosio Fernández subraya que recordar su obra es «contribuir a que su presencia siga viva de algún modo». Máxime ahora que se cumple un año de la muerte por coronavirus de un escritor que que siempre creyó que su papel era «contar bien una buena historia y no cambiar la realidad, porque los libros no cambian el mundo. Lo hacen los ciudadanos».

Fue Sepúlveda un autor que alcanzó la celebridad por su novela Un viejo que leía novelas de amor, editada originalmente en 1988, traducida a numerosos idiomas,  que obtuvo ventas millonarias y que fue llevada al cine con guión del propio Sepúlveda. Fue un escritor muy comprometido políticamente con las causas progresistas, autor de una amplia obra narrativa, así como de guiones y ejerció como director en varias películas. Desde 1997 residió en Gijón, donde fundó y fue director de las catorce ediciones del Salón del Libro Iberoamericano de Gijón.

Según Teodosio Fernández, Sepúlveda borró «las fronteras entre lo escuchado y lo vivido, entre el recuerdo y la invención, entre el realismo mágico y la novela rosa, entre el testimonio sociopolítico y el relato policial, entre la selva amazónica y los paisajes remotos de la Patagonia y de los canales magallánicos. No está mal como recuerdo del entusiasmo de un pasado aún reciente, y sobre todo como testimonio del proceso que condujo a un tiempo en el que la esperanza apenas puede radicar en personajes a la deriva, para quienes Sepúlveda supo imaginar historias de indudable interés, dejando patentes tanto su necesidad de contarlas como su gran capacidad para atrapar la atención de sus lectores».

Manuel Chaves Nogales, una voz libre e incómoda

manuel chaves nogalesTuria dedica un interesante artículo a la enorme figura de un autor injustamente postergado durante demasiado tiempo: Manuel Chaves Nogales (Sevilla, 1897-Londres, 1944). Redescubierto en la década de los noventa del pasado siglo, su fama no ha dejado de crecer desde entonces y actualmente es considerado uno de los grandes periodistas y escritores españoles del siglo XX. Su búsqueda de la verdad por encima de cualquier ideología hizo de él una voz incómoda en una España dividida y en una Europa presa de los totalitarismos. Exiliado en Francia e Inglaterra desde poco después del estallido de la Guerra Civil, allí escribiría textos tan fundamentales como A sangre y fuego o La agonía de Francia, antes de su prematura muerte en 1944.

Sobre Chaves Nogales escribe en Turia Manuel Neila: «supo afrontar la encrucijada de entreguerras con una actitud, una lucidez y una coherencia dignas del mayor elogio, que muy pocos de sus coetáneos, los escritores de la llamada Edad de Plata de la cultura española, consiguieron superar».

Ahora, con la reciente publicación de una extraordinaria edición de la obra completa de Manuel Chaves Nogales y en opinión de Manuel Neila, «se culmina el proceso de recuperación de uno de los mejores reporteros españoles, cuya obra narrativa y periodística contribuyó a integrar el periodismo, el género documental y testimonial, en el canon literario».

Lucia Berlin, maestra en el arte de contar la vida

lucia berlin 2Nadie mejor que Eugenia Vázquez, su traductora al español, para explicarnos las claves de la escritora norteamericana Lucia Berlin y su celebrado y reciente redescubrimiento. Y es que Lucia Berlin (Juneau, Alaska, 1936 – Los Ángeles, 2004) publicó siete libros en vida, en editoriales independientes y con tiradas pequeñas y no fue hasta que en 2015 una de las editoriales norteamericanas más importantes, Farrar, Straus and Giroux, recopila una colección con 43 de sus relatos en Manual para mujeres de la limpieza (editada por Stephen Emerson y auspiciada por varios escritores que la admiraban como Lydia Davis, que firma el prólogo, o Barry Gifford) cuando obtuvo gran reconocimiento póstumo y se convirtió en un éxito de público y crítica, uno de esos casos de justicia literaria a una escritora rodeada por cierto halo de malditismo y una vida controvertida y difícil.

Aunque en 1991 obtuviera el premio American Book, su biografía sentimental fue muy atormentada, tuvo problemas de alcoholismo y serias dificultades económicas que solventó limpiando casas ajenas, además de no pocos problemas de salud. Todo ello se refleja en sus textos. Murió de cáncer a los 68 años y entre los datos singulares que aporta su dura vida de tres matrimonios (el primero con 17 años) y cuatro hijos, conviene recordar que en 1955 fue alumna de Ramón J. Sender en la Universidad de Nuevo México.

Tiene razón Eugenia Vázquez cuando concluye su artículo en Turia afirmando que «todo lo que no está escrito desaparece, pero las historias perduran y la voz de Lucia Berlin seguirá resonando vivamente mientras  las leamos».

Si estáis interesados en los números anteriores de la revista Turia, podéis encontrar los que siguen en stock en el catálogo de Librerantes o en la web de la revista.

Librerías —especialmente— recomendadas

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.