Inicio»Puentes»Avances»Notas de prensa»Los perros ladran, pero la caravana avanza

Los perros ladran, pero la caravana avanza

0
Compartidos
Pinterest Google+

Todo aspecto de nuestra sociedad, toda institución es desafiada. La estructura política, los establisments médicos y educativos, la economía, la familia, la religión, el lugar de trabajo, todos están sometidos a juicio. No tenemos mapas colectivos

Anthony C. Wallace

Cosas de mujeres

Le queda ya poquito a la semana de la mujer. Entiendo que es parecido a cuando hay que celebrar el día del libro, como si el resto del año nos dedicáramos o fuéramos otra cosa. Bueno, no; los libros son menos populares, no están de moda. Por los libros el hombre este de la barba que se disfraza no va a ganarse votos despotricando contra ellos o contra quien los quiere poner de moda, proteger, con más o menos tino. Es una pena, que no estén de moda, digo, pero es así. No se puede uno alzar por España en contra de todos los recursos que se invierten para y por los libros, nadie se siente —al menos de momento— amenazado por los libros. De momento, digo.

No sé  a vosotras, pero a mí estos días, estas manifestaciones, me hacen reflexionar, pensar en lo que es ser mujer, si es que ser mujer es algo tan diferente a ser hombre. Y en el feminismo. Cuando lo hago, no me voy a los libros. Me voy a la gente. A cómo actúan, cómo me tratan, de qué he tenido que ocuparme por ser mujer, de lo que se espera de mí, de lo que se esperaría de mí si fuera un hombre. En que me siento utilizada, mi sexo como moneda de cambio. Puedo no estar de acuerdo sobre qué hay que hacer para hacer del mundo un sitio más equitativo, más justo, más compasivo,  tanto con hombres como con mujeres. Porque las mujeres no estamos de acuerdo. Dentro del feminismo hay voces muy diferentes. Es algo que suelen a aprovechar los discursos más rancios, además, como si el que dos mujeres no estuvieran de acuerdo en algo les quitara la razón a ambas, deslegitimara de alguna manera nuestro discurso, en vez de reconocérsenos la capacidad de pensar de forma autónoma o independiente. Ése es el nivel en tantos casos.

A mí lo que me gusta, lo que me parece positivo, deseable, es el ver a mujeres decidiendo sobre temas de mujeres. El aborto, la conciliación, los cuidados, la maternidad, la prostitución. Nos enriquece el poder discutir de todo esto entre nosotras, pelearnos por el cómo, el debate, el poder tomar las decisiones pertinentes, estar en puestos ejecutivos, tener el poder de hacer las cosas. Es sano, es democrático, está muy bien. Carmen Calvo, Irene Montero, Inés Arrimadas, Cayetana Álvarez de Toledo, la desaparecida en combate Soraya Sáez de Santamaría. Ahora mismo no están tan mal las cosas para el feminismo, que no es una cosa sola, que es plural, entiendo, por la visibilidad de estas mujeres, porque ellas, y tantas otras, están ahí , y además las vemos.

Y que no hay más que ver lo nerviosos que se ponen ciertos sectores masculinísimos. «Los perros ladran, pero la caravana avanza».

 


Puedes encontrar —o encargarlos, si en ese momento no los tienen— nuestros libros en todas estas librerías, que recomendamos especialmente. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.