Inicio»fila2»Los críticos la consideran un claro exponente de novela expresionista

Los críticos la consideran un claro exponente de novela expresionista

0
Compartidos
Pinterest Google+

Por Pilar Mantilla, traductora de Envenenamiento

Maria Lazar nació el 22 de noviembre de 1895 en una familia vienesa de buena posición, siendo la benjamina de ocho hermanos. La familia era de origen judío, aunque convertida al catolicismo. Estudió en la Escuela Schwarzwald, colegio originariamente para chicas fundado por la pedagoga Eugenie Schwarzwald y único en que podían acceder las mujeres al bachillerato. En esa escuela conoció a personalidades importantes de la cultura de la época, tales como el arquitecto Adolf Loos, que enseñaba allí historia del arte, el pintor Oskar Kokoschka, que era profesor de dibujo y la retrató en 1916, y los escritores Elias Canetti, Hermann Broch… Más tarde llegaría a ser profesora en un centro que dependía de esa escuela.

envenenamiento-9788494722745

Esta primera novela la publicó en 1920, aunque la había escrito en 1915 poco después de haber terminado el bachillerato, durante la Primera Guerra Mundial. Un año más tarde se estrenó su primera obra de teatro de un solo acto, Der Henker (El verdugo), en la Neue Wiener Bühne. No tuvo éxito con ninguna de las dos obras.

Escribió para revistas suizas y suecas. Para hacer frente a sus problemas financieros, trabajó en los años 20 haciendo traducciones del danés, inglés y francés. Era difícil publicar siendo de origen judío, dado el ambiente que reinaba ya en Austria. Para poder publicar su novela Veritas verhext die Stadt (La verdad embruja la ciudad), que sí gozó de aceptación, adoptó el seudónimo de Esther Grenen, haciéndose pasar por una autora danesa, gracias a lo que sus obras pudieron seguir publicándose.

A mediados de 1933 emigró con su hija a Dinamarca en vista del ascenso del nazismo en su país. Al principio se refugió en una casa de la periodista y escritora danesa Karin Michaëlis junto con Bertolt Brecht y Helene Weigel. Ya en 1935 se mudó a Copenhage. Siguió publicando en medios de comunicación daneses, suecos y suizos y realizando traducciones literarias del danés y el sueco al alemán.

Después de la guerra no contempló la posibilidad de volver a Austria, no sólo por motivos de salud, sino también por todo lo ocurrido allí durante la pertenencia de Austria al III Reich. Dos de sus hermanas fueron víctimas del genocidio nazi.

Presa de una grave enfermedad, Maria Lazar se quitó la vida en Estocolmo el 30 de marzo de 1948.

Envenenamiento consta de trece capítulos, en los que la madre aparece dos veces en el título, una vez con el artículo determinado y otra con el indeterminado. El clásico conflicto padre-hijo de otros autores, como Kafka, recorre la novela en la versión madre dominante-hija. Los capítulos se pueden leer separadamente como relatos en sí mismos. Pero lo que importa es la vida interior, los sentimientos y sensaciones.

La insoportable situación familiar que se describe en la novela fue interpretada por su propia familia como un ataque directo, como un ajuste de cuentas. Sin embargo, otros ven simplemente una crítica a la forma de vida de la burguesía, sus convenciones y la doble moral, un testimonio de su tiempo en el que aparecen la lucha de clases y el conflicto intergeneracional, elementos que, junto con la actitud rebelde de la protagonista y la figura de un hombre que comete una locura contribuyen a que la mayor parte de los críticos la consideren un claro exponente de novela expresionista, clasificándola incluso como una de las más importantes del género escrita por una mujer.


Envenenamiento está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.