#somosLibrerantes [1]

Primavera/Verano 2021
Porque traducir también es contar

Número 1 de nuestra revista gratuita*. Pídela en tu librería

1,00 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Descripción

*El euro es para el sobre y el sello, en el caso de que prefieras que te la enviemos nosotras por correo en vez de pedirla en tu librería de referencia

Porque traducir también es contar

Recomendamos libros y librerías. Pasa, por favor

Libros
Poesía
Editoriales
Narrativa
Librerías
Ensayo
Deseos
Puentes
Regalos
Mujeres
Arte
Literatura
Vida

Hubo un tiempo, tiempo ha, en que tuve que buscar trabajo. Aún no tenía a mi niña «¿No tienes hijos…?», solían preguntar en las entrevistas de trabajo, con cierto recelo, calculando la baja por maternidad. Cometí una boda contra mí misma (lo siento) y ése era el tema estrella, entonces, como estaba casada: los hijos de los que tendría que acabar ocupándome. Leía consejos sobre qué contestar y qué no. «No digas que te gusta leer, creerán que eres una persona solitaria». La soledad como algo sospechoso. Me preguntaba un conocido estos días cómo estaba llevando El Año del Bicho. «Trabajando y pasando muchas horas sola, apenas he notado la diferencia». Me dijo que lo sentía mucho, de corazón; le pareció un relato triste. «Lo peor de la soledad es que te guste», le dije. No me entendió. He leído, entre otros, los libros de los que se habla en estas páginas; he podido reunirme menos (las reuniones son largas, la vida es corta); empecé a ir a trabajar en bici, tranquila y feliz, feliz, porque no había conductores pitándome si por lo que sea me entretenía en un semáforo o qué sé yo; por fin han dejado de abrazarme personas a las que apenas conozco, personas que se pasan la vida tocando a otras, sin darse cuenta de que pueden importunarnos; he visto un montón de buenas películas, incluso alguna mala; he escrito más (no mejor, estoy en ello), y he podido dedicarle más tiempo a mi hija, luz de mi vida. Por poner algunas. Hay, en fin, tantas cosas de las que podemos disfrutar en soledad que es fácil quedarse ahí instalada, no querer salir. Pero hay que hacerlo; esta revista es para eso: para que nos saquéis de las librerías, no sólo por la compañía, sino también; para que nos ayudéis a salir, que este mundo es muy grande, y nosotras —editoriales y distribuidora— somos muy chicas y estamos muy solas. Aquí es donde nos podemos encontrar. Si queréis.

Raquel Blanco

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “#somosLibrerantes [1]”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COMPARTIR

#somosLibrerantes [1]