La muerte de la televisión no será televisada

Una poesía explícita, que de manera casi burda nos desmembra esta cara de la realidad, en la que permanentemente estamos siendo bombardeados por una información basura, cada día, cada hora, cada segundo.

10,40 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Descripción

Emersson Pérez (Santiago de Chile, 1982) ha publicado en el Anuario poético Márgenes (Ajiaco Ediciones, 2011), Rieles Sumergidos (2012) y La muerte de la televisión no será televisada (Filacteria, 2017 – Ediciones Liliputienses, 2020).

Seleccionado en las antologías Poesía Molotov (Editorial Cascada de Palabras, México 2011), Cordillera de voces-Poesía Chilena Actual (Sediento Ediciones, México 2012), Antología de conspiradores (Marciano Ediciones, 2016), Pánico y locura en Santiago (Editorial Santiago – Ander, 2017). Actualmente es director de la editorial Los Perros Románticos y encargado del Biblioparque Pablo Neruda – Parque de la infancia.

El libro de poemas La muerte de la televisión no será televisada habla de un aspecto de nuestra realidad, el deprimente y mal manejado mundo de la pantalla chica. Es una poesía explícita, que de manera casi burda nos desmembra esta cara de la realidad, en la que permanentemente estamos siendo bombardeados por una información basura, cada día, cada hora, cada segundo. Y que como medio de comunicación masivo, tiene cerca su fecha de expiración.

Nos habla del vivir desde una pantalla, de la soledad de quien aún cree en lo que transmite, de la sobre exposición, del hacer lo que sea sólo por un minuto de fama. Habla de la aberrante y trucada comunicación que la sociedad actual ejerce y deja ejercer, donde se pierde todo escrúpulo y saca toda humanidad. Saca provecho y saca vergüenza, todo por el falso rating.

La poesía de Emersson Pérez nos devela de manera sutil y asertiva lo que el medio es capaz de hacer con tal de conseguir seguidores, se encarga de bajarle el perfil a lo que realmente pesa, y de igual manera pasa el mensaje, que queda plasmado en la retina, surte efecto. Contenido que pide ser oído, por detrás, entre líneas y por debajo, el resto, le quita peso, le agrega estupidez y liviandad, para que así sigamos con el nudo de la venda cada vez más apretado, cada vez más asfixiante. Sujeto y sostenido por esa mano que mueve la torre y el caballo, y busca ese like. Exhibición que grita hambre, revela vacío, carencia, falta de norte.

Su poesía parece masculinamente calculada, y sin embargo fluye como caída de agua. No hay medias tintas ni suaves descripciones, es categórica y verdadera. Porque detrás de cada poema hay una realidad manifiesta que vale la pena rescatar.

Alejandra Coz Rosenfeld

En Librerantes publicamos uno de los poemas, Noticias simultáneas

Información adicional

ISBN

9788412151374

Autor/a

Editorial

Colección

Cubierta

Tamaño

Año

Páginas

54

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La muerte de la televisión no será televisada”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COMPARTIR

La muerte de la televisión no será televisada