Diarios de la alegría

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Se puede hablar de alegría sin obviar el dolor, el peso del vivir? María García Zambrano lo hace en este libro

12,50 

34 disponibles

Descripción

En la poesía de María García Zambrano hay una correspondencia entre las palabras y el sentir que en muchos versos alcanza a ser exacta, luminosa. Esto ocurre cada vez que el cuerpo entero de quien lee se estremece, se conmueve porque siente que esas palabras han tocado la médula del ser y se han convertido en mediación entre la vastedad del mundo y su diminuta fragilidad: «Un instante de luz / la Mirla ríe / ese don en sus alas».

¿Se puede hablar de alegría sin obviar el dolor, el peso del vivir? María García Zambrano lo hace en este libro, en el que ofrece tres pasos de danza que invitan a seguirla en su movimiento: Preludio, los Diarios, donde muestra un camino para abandonar el discurso puramente racional: «La alegría son estas misteriosas alas / y la paciencia con que sonríes / a las desconocidas». Y la Coda, un poema a dos voces entrelazado con las enseñanzas de su maestro, el filósofo budista y poeta japonés Daisaku Ikeda, dedicado a quienes comprenden que vivir es abismarse con humildad en el ser. El secreto de la ligereza: «Vuela Mirla hacia lo alto».

Sobre la autora

María García Zambrano (Elda, España, 1973). Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla, con estudios de doctorado en Letras Modernas en la Universidad Paris-Diderot. Actualmente es profesora de literatura en un instituto madrileño, e imparte el taller de poesía Nombrar el secreto, en la Fundación Centro de Poesía José Hierro. Forma parte de la Asociación de mujeres poetas GENIALOGÍAS. Tiene tres libros de poesía publicados: El sentido de este viaje (Aguaclara, 2007); Menos miedo, Premio Carmen Conde de poesía, (Torremozas, 2012), finalista al premio Ausiàs March al mejor poemario del 2012, y La hija (El sastre de Apollinaire, 2015). Sus versos aparecen en revistas como Turia, Nayagua o El Cultural. Ha sido traducida al portugués y al rumano.

Prensa

>> En el número 30 de NayaguaJulieta Valero:

Así, y entonces, es posible dar, nada más abrir este libro, una excelente noticia:
Hay un lugar de hondura anterior incluso al Amor más puro. 
El lugar medular de la vida, de este libro, es la gratitud pero la actitud que la
posibilita es la escucha: «Escucha al árbol / su no fragilidad».

La alegría es una cotidiana, disciplinada y placentera suma de infinitivos. Por ahí entra la esperanza, que siempre estuvo; por ahí se preconjuga el futuro y la «gratitud de intuirse a salvo / con alguna herida-sutura». Por ahí y por todas partes la hija, la mirla espolvorea la realidad con sus «amaneceres de sonrisa blanca» y su saber absoluto del «arte de vivir». La última palabra de los Diarios de la alegría es «Felicidad». Si pelamos el celofán comercializado de su uso, es el sustantivo menos ingenuo, más devastado y más valiente de los pronunciables, el que lleva la marca del roce, la herida, el daño y la gloria del vivir. La mujer, la madre, la poeta ha hablado. Sabe hacer muchas más cosas, pero no puede renunciar a su asombrado Decir, y es su palabra, materia de vida, el rastro y la ofrenda generosa de una entrega total y de una total modificación, que ahora nos mira.

>> En Librerantes, su editora, Carmen OliartLa misma alegría que ella trae consigo

>> También en Librerantes, uno de los poemas: Cultivar la alegría como jardinera de lo delicado. Por María García Zambrano

>> Diarios de la alegría se presentó el 17 de junio de 2019 en La Central de Callao

Información adicional

Autor/a

Editorial

ISBN

9788494996726

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Diarios de la alegría”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COMPARTIR

Diarios de la alegría