Inicio»Puentes»¿Por qué este Libro?»Lecciones de vida. Por Susana Ramírez, editora de Galimatazo

Lecciones de vida. Por Susana Ramírez, editora de Galimatazo

1
Compartidos
Pinterest Google+

¿Por qué este libro?

Cuando papá me enseñó el universo, de Ulf Stark. Por Susana Ramírez, editora de Galimatazo Editorial.

Me encantaría publicar tantos libros de Ulf Stark… Si fue, es y siempre seguirá siendo uno de los autores de literatura infantil y juvenil más importantes, no solo de Suecia sino del mundo, se debe, entre otras cosas, a la capacidad que tuvo de extrapolar las vivencias de su propia infancia a la experiencia común de cualquier niño. Stark supo transformar sus recuerdos, su vida, en literatura, y siempre con una profunda sensibilidad y sin perder jamás el sentido del humor. Son estos elementos, precisamente, los que articulan Cuando papá me enseñó el universo.

PapáLa primera vez que leí esta historia me emocionó (casi hasta las lágrimas, he de confesarlo) al tiempo que me hizo reír. El relato conectó con la niña que fui y con la madre que soy: la forma en la que se contrasta la mirada infantil y la adulta (la primera caracterizada por la capacidad de fascinación y la segunda por su visión rígida del mundo); el modo en el que se muestra la relación padre-hijo (con las expectativas propias de la paternidad y el sencillo disfrute del presente por parte del niño); la manera en la que se ridiculiza el paternalismo en el que, lamentablemente y con frecuencia, solemos caer los adultos al tratar con los más pequeños…

Con todo, lo maravilloso del texto de Stark no acaba ahí, en su multiplicidad de capas y lecturas, sino que abarca el propio uso del lenguaje. El relato aparece plagado de imágenes sugerentes y evocadoras que logran sumergir al lector tanto en el discurrir vital del pequeño protagonista  como en la atmósfera crepuscular y, posteriormente, nocturna de la historia. Un ejemplo es esa «bata blanca de dentista, salpicada de gotitas de sangre» de la que habla Ulf, el protagonista, al inicio de la narración, y que sirve para presentarnos a su padre y contextualizar la propia existencia de los personajes.

El lirismo de Cuando papá me enseñó el universo, sin embargo, no empieza y acaba en el relato de Ulf Stark sino que se extiende a la otra mitad creadora del libro: Eva Eriksson. Con un estilo definido por  la sencillez, el humor y una paleta de colores suaves, las ilustraciones de Eriksson captan a la perfección el tono de la historia y potencian de forma sobresaliente su dimensión. Es un deleite observar los trazos del lápiz en las imágenes y la ternura que estas desprenden.

Cada verano, cuando era pequeña, observaba con mi padre desde la azotea las lágrimas de San Lorenzo. Colocábamos unas mantas en el suelo y esperábamos que llovieran estrellas del cielo. No hacíamos nada más. No hacíamos gran cosa. Estábamos allí, los dos, contemplando la noche, juntos. Es uno de los recuerdos indelebles de mi niñez. Cuando papá me enseñó el universo es precisamente una oda a esos momentos compartidos entre padres e hijos, en apariencia triviales, y a las lecciones de vida que los albergan.


Cuando papá me enseñó el universo está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.