Inicio»Portada»Las mujeres, el tiempo y una novela de Botho Strauss

Las mujeres, el tiempo y una novela de Botho Strauss

La dedicatoria de Botho Strauss (Las migas también son pan, 2021)

0
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

Hoy iba a escribir sobre el tiempo y las mujeres. Llevo unos días que le doy vueltas a esto, a cómo nos organizamos el tiempo mujeres y hombres. Hablábamos uno de los editores y yo sobre esto el otro día, de pasada, y pensé que podría estar bien. Salió en la conversación Carmen Martín Gaite cuando decía que estaba deseando que llegara la noche, que niños y marido hubieran ya cenado y estuvieran limpios y acostados (o no sé qué haría el marido para no estorbar ya a esas horas) para ponerse a escribir. Le contaba la anécdota a mi amigo, el editor, y le decía: yo a las nueve o diez de la noche lo que estoy deseando ya es desplomarme sobre la cama, derrengada. Y diría que como yo, muchas. Sobre todo esto iba a escribir, si era capaz de encontrar ese ratito. Para qué. Bueno, yo cuando escribo -y sé que es una ingenuidad, no os vayáis a creer…- sobre estas cosas es por si me lee algún marido despistado y como por arte de magia le da algo de vergüencilla y se pone a arrimar el hombro, que es el feminismo que nos hace falta, me parece a mí.

La cosa es que al final esta mañana he abierto por fin la última novela que nos ha llegado de Las migas también son pan*, que la tenía esperando en la mesita de leer desde ya hace unos días. Y es que es tan buena, he disfrutando tanto leyendo, que cómo me iba a dedicar hoy a regañar a los maridos. Dice Ignacio Echevarría en el prólogo que «hay que saludar esta reedición como un testimonio –alentador y conmovedor a partes iguales– de que en los entresijos de la industria editorial crecientemente atenta a las más groseras tendencias del mercado caben gestos y actitudes de resistencia, de inconformidad, que nos vienen a recordar –como mata de flores que incongruentemente emerge de la grieta en un muro de cemento– que hay vida más allá del horizonte cada vez más estrecho del mainstreem». Esto lo copio porque me encanta cómo lo dice, qué elegante, no me digáis que no.

La dedicatoria. Un relato es la historia en primera persona de un hombre que es abandonado por su pareja y empieza a escribirle una carta, o muchas cartas, para no soltarla, para mantener vivo el diálogo, al que se aferra. Dice también Echevarría que «La riqueza de su contenido (…) es múltiple, y sus destellos a menudo deslumbrantes». Y dice verdad.

*Hablamos en anteriores entregas de otra novela suya August de lo que le gustó a Guelbenzu. 

1024px oliver mark botho strauß, uckermark 2007
Botho Strauß porträtiert von Oliver Mark, Uckermark 2007Botho-Strauß-oliver-mark
La dedicatoria, de Botho Strauss

9788494887352El abandono de su pareja sume al protagonista de La dedicatoria en un proceso de derrumbamiento al que sólo la escritura sirve de agarradero. Pero lo que escribe no es tanto una crónica de ese derrumbamiento como la más extraña y peregrina carta de amor que quepa imaginar.

Botho Strauss (Naumburgo, 1944), dramaturgo, novelista y ensayista alemán, es considerado no de los autores más importantes y también más polémicos de la literatura alemana actual. Ha recibido numerosos galardones, entre ellos los premios de Dramaturgia de la ciudad de Hannover, el Literario de la Academia Bávara de las Bellas Artes, el Georg-Büchner, el de Teatro de Berlín y el Schiller Memorial Prize.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.