Inicio»Puentes»Comenzar a leer»Las cartas de amor de Emily Dickinson a Susan

Las cartas de amor de Emily Dickinson a Susan

Cartas de amor a Susan, de Emily Dickinson (Sabina Editorial, 2021)

0
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

Sabina Editorial acaba de publicar por primera vez en español las cartas de amor que Emily Dickinson le enviaba a su amada Susan Huntington Gilbert: Cartas de amor a Susan.

La portada

Las editoras han seleccionado y traducido 245 cartas amorosas e íntimas a partir de los Manuscritos originales reproducidos en los Archivos Electrónicos Dickinson. Una edición crítica y anotada que pretende ser fiel a la obra original de la autora tal como ella la concibió. Obra que fue censurada, manipulada y modificada ya desde las primeras publicaciones en el siglo XIX, al realizar una división drástica y no inocente entre lo que se consideraron Poemas y lo que se clasificó como Cartas; además de borrar u omitir el nombre de Susan de las dedicatorias y los encabezamientos.

Emily mantuvo con Susan una correspondencia amorosa, fluida y originalísima que muestra el diálogo literario y la relación íntima que mantuvieron durante toda su vida. De las aproximadamente mil Cartas de Emily que se conservan, algo más de trescientas las escribió para Susan: Cartas en prosa, Cartas con Poemas incluidos y Cartas-Poema, una combinación sin fronteras entre lo que se suele llamar género poético y epistolar. Poco antes de morir escribió:

Gracias,
querida Sue –
por cada
consuelo

Para abrir boca; algunas de las cartas que aparecen en Cartas de amor a Susan:

[Carta 13]

Viernes a mediodía.

Querida Amiga.

Siento informarte de que ayer a las tres en punto, mi mente se detuvo, y desde entonces ha permanecido inmóvil.

Antes de que te llegue esta información, probablemente seré un caracol. Por esta providencia desfavorable un ser mental y moral ha sido barrido despiadadamente de su esfera. Sin embargo no deberíamos quejarnos – «Dios se mueve de manera misteriosa, para hacer sus maravillas, planta su pie sobre el mar y cabalga sobre la tormenta», y si fuera su voluntad, que me convirtiera en una osa y mordiera a mis semejantes, será por el bien supremo de este mundo pecador y perecedero.

Si al caballero del aire, le placiera dejar de lanzar bolas de nieve, podré verte otra vez, de otro modo es improbable. Mi madre y mi padre están bastante bien – el General Wolfe está aquí – esperamos al Comandante Pitcairn a lo largo de la tarde.

Estuvimos muy afligidas ayer, por la supuesta mudanza de nuestra Gata del tiempo a la Eternidad.

Regresó, sin embargo, la pasada noche, tras haber sido detenida por la tormenta, más allá de sus expectativas.

Veo por los periódicos de Boston que Giddings ha reaparecido de nuevo – espero que tú lo arregles con Corwin, y pongas todo el Norte en orden.

Buen tiempo para montar en trineo – he encargado 52 cuerdas de leña de nogal negro. Nosotras necesitamos algunos caminos propios ¿no vendrías con el carruaje?

Tuya hasta la muerte –

Judá

[Principios de diciembre de 1852]

[Carta 181]

Tengo que esperar algunos Días antes de verte – Tú eres
demasiado trascendental.
Pero recuerda es idolatría,
no indiferencia.

Emily.

[Finales de la década de 1870]

[Carta 182]

Quien sea que bendiga,
tú siempre
bendices – la última –
y a menudo hiciste el Cielo de
Cielos – un estéril Estímulo –
Valora el Poder – querida – Recuerda que está en la
Biblia entre el Reino y
la Gloria, porque es más fiero
que cualquiera de ellos –

Emily –

[Finales de la década de 1870]

[Carta 183]

Susan –
Los actos
más amorosos a un tiempo reclaman
y rehúsan gratitud,
así que silencio es todo
el honor que queda –
pero para quienes
[p]ueden apreciar el silencio,
es lo bastante
dulce –
En una vida que
dejó de conjeturar
tú y yo no deberíamos
sentirnos a gusto –

[Finales de la década de 1870]
[La parte inferior de la segunda hoja, donde probablemente estaba la firma, está rasgada]

[Carta 184]

Sue – ser
adorable como tú
es una conmovedora
Contienda, aunque
como el Asedio
del Edén, impracticable,
Edén nunca
capitula –

Emily

[De 1876 en adelante]
Sobre la autora
Emily Dickinson (1830-1886) es una de las grandes autoras de la literatura universal. Una personalidad extraordinaria que desborda lo establecido por las costumbres sociales y literarias de su momento y las de ahora. Dueña de un estilo inclasificable por la sintaxis aparentemente quebrada, el uso de los guiones –esqueleto y nervio de su escritura–, la utilización particular pero no casual de las mayúsculas y un léxico sorprendente.
Librerías —especialmente— recomendadas

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.