Inicio»fila2»La vileza humana, la mezquindad

La vileza humana, la mezquindad

1
Compartidos
Pinterest Google+

¿Qué hicimos para merecer aquello?

Por P. Ingelmo

Diario de una alemana

Tras atravesar la densidad intelectual de Icaria, Trapisonda nos entrega un magnífico complemento en un librito, deliciosamente editado, que nos va a hacer caminar por el día a día del dibujo global de Uwe Timm. En Diario de una alemana, texto recuperado por esta editorial valenciana y que se añade a los testimonios de muchos de los que sufrieron la barbarie nazi, vamos a conocer cómo se van desarrollando los hechos desde que Hitler toma el poder hasta su derrota para una doctora judía que en sus primeras entradas aparecerá como una persona alejada de la política y a la que los cambios en su rutina provocados por el acoso a su gente la van a llevar a una militancia de supervivencia y, definitivamente, al exilio en unos Estados Unidos hostiles que la mirarán con desconfianza. Que se subraye lo de alemana en el título es determinante, ya que la doctora Hertha Nathorff nos va a narrar los acontecimientos que, ajenos a su devenir vital, que no puede controlar, la despojan de su identidad, que no es ni mucho menos la de judía, una condición a la que nunca dio demasiada importancia, sino la de una profesional cuya única aspiración es curar enfermos y sacar adelante a una familia. No está forjada para ser una heroína de nada, su proyecto vital se centra en mejorar la vida que le rodea, la de sus semejantes.

Según van pasando las hojas del calendario, a lo largo de doce años que cambiarán el mundo, Hertha descubre la vileza humana, la mezquindad. Porque el valor del diario de esta doctora alemana, y judía, no consiste en contarnos los mecanismos de poder que finalizan en una contienda bélica de gigantescas proporciones, sino en señalarnos los caminos de salida de un laberinto al que se vieron abocados millones de seres humanos por el único hecho de no formar parte de la raza que unas votaciones convirtieron en la elegida. Del viaje que supone decirte no pasará nada al está pasando y me está pasando a mí surgirá una angustia, una transformación vital que hace de Hertha, sí, una heroína. Su heroicidad consiste en sobrevivir con los suyos a la Icaria nazi. Y poder contarlo.

Reseña publicada en El Diario de Sevilla.


Diario de una alemana. Berlín 1933-Nueva York 1945 está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.