Inicio»Puentes»Comenzar a leer»La soledad no conoce la piedad. Por Laura Garavaglia

La soledad no conoce la piedad. Por Laura Garavaglia

Selección de cuatro poemas

1
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

La soledad no conoce la piedad.
Incluso cuando las hojas respiran
esmeriladas por el viento.
O la luz afilada de la mañana
corta cualquier pensamiento sospechoso,
cada conjunto dividido. Y nuestra
débil estrella desangra su luz.

La solitudine non conosce pietà.
Ache quando le foglie respirano
smerigliate dal vento.
O la luce affilata del mattino
taglia ogni pensiero sospeso,
ogni insieme diviso. E la nostra
debole stella disanggua la sua luce.

***

Quién sabe quién se creía
y por qué se había ilusionado. Agonizaba
como todos, un pez en la red. Braceaba
como un gato caído al agua
las uñas buscaban apoyos improbables.

Chissà chi credeva di essere
e perché si era illusa. Boccheggiava
come tutti, pesce nella rete. Annaspava
come gatto caduto nel fiume
le unghie a  cercare improbabili appigli.

La flecha del tiempo
se detendrá también para ti que nada
serás de más, si es que la nada tiene sentido.
El tiempo mismo morirá, fórmula no resuelta.
Es la débil estrella de la mañana
que roba la aventura de tus días.
La freccia del tempo
si fermerà anche per te che nulla
sarai più, se il nulla ha un senso.
Il tempo stesso morirà, formula irrisolta.
È la debole stella del mattino
che ruba l’avventura dei tuoi giorni.

***

Villa Esmeralda. Arcos en punta.
Techos verdes, prados contra el cielo.
Renacimiento árabe en Algarve.
Más allá de las palmeras el enigma azul del mar.
Villa Esmeralda. Archi a sesto acuto.
Tegole verdi, prati contro il cielo.
Rinascimento arabo in Algarve.
Oltre le palme l’enigma blu del mare.

 


Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— La simetría de la nuez en estas librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…

¿La conciencia es realidad o ensoñación? ¿Sueño o pesadilla? Entre los versos de la poeta italiana Laura Garavaglia se cuelan todas las dudas que la ciencia, y más concretamente la física, suscita en nosotros a la hora de describir el universo que nos rodea. En cualquier caso, no estamos ante un libro hermético sino lúcido, en el que la experiencia personal, la sensibilidad y la honestidad de la autora hacen de La simetría de la nuez un camino de luz en medio de las sombras del mundo actual.

Laura Garavaglia nació en Milán en 1956. Vive y trabaja en Como. Publicista, colaboró en las páginas culturales de los periódicos Il Giornale, Il Corriere di Como, L’Ordine. Enseñó materias literarias en escuelas secundarias de la provincia de Milán y en la ciudad de Como. Fundó y preside la asociación cultural «La Casa della Poesia di Como» y es la organizadora del Festival Internacional «Europa in versi» que desde 2011 se celebra cada año en Como. También ha colaborado con el Festival de Literatura «Parolario», con la exposición de arte contemporáneo Miniartextil (Como) y el Festival «Poestate» (Lugano). Es miembro del Premio Internacional de Poesía y Ficción «Europa in versi», vinculado al Festival homónimo y al Premio Literario «Antonio Fogazzaro». Es miembro del World Poetry Movememt y del PEN Club italiano y suizo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.