Inicio»Puentes»Comenzar a leer»La rebeldía de Los KFGC

La rebeldía de Los KFGC

0
Compartidos
Pinterest Google+

Los KFGC son mi familia.
Gerardo Ocejo

 

Empezamos como un taller literario a finales de 2008. Nos juntábamos los viernes por la noche. Cada uno llevaba un texto para ver si lograba sobrevivir a la carnicería. Participábamos en lecturas de poesía que casi siempre nos parecían aburridas y solemnes. Nosotros queríamos que escribir fuera un equipo de fútbol, que hacer poemas fuera una banda de metal, que en los recitales pudieras hacer headbanging, pero siempre encontrábamos mesas forradas de fieltro verde y botellas de agua.

Nos hacían gracia las notas biográficas –detalladas hasta el ridículo– que usaban los autores para presentarse antes de leer poemas malísimos. Concluimos que el autor estorbaba y lo quitamos de en medio. Empezamos a escribir colectivamente, no nos interesaba hacer antologías sino libros donde los cinco fuéramos un solo autor. Nos obsesionaba la Trilogía Nocilla de Agustín Fernández Mallo, Patty Smith, Justice y Wu Ming Foundation, queríamos escribir textos que fueran canciones, grafitis, casas construidas con basura.

En el verano de 2009 bautizamos el colectivo. El nombre lo escogimos a partir de dos futbolistas: José Francisco «Kikín» Fonseca y José Antonio «El Gringo» Castro. Nos gustó porque sonaba parecido a Illya Kuryaki and the Valderramas. A finales de ese año tuvimos nuestra primera presentación en vivo como Los KFGC. Todo bastante simple: lectura de textos, música pregrabada de fondo y proyección de vídeos robados de YouTube.

La presentación iniciaba con la secuencia de unos ladrones de banco que salían a la calle a toda prisa después del asalto. Ahí los esperaba un coche con el motor en marcha. Cuando estaban a  punto de huir, se encontraban de frente con una patrulla de policía que les cerraba el paso, los agentes bajaban de su vehículo y entraban directo al banco, ignorando a los ladrones que arrancaban y se iban tranquilamente.

Luego de esa secuencia, subíamos al escenario y empezábamos a recitar. Para 2011 publicamos nuestro primer libro en colectivo,

No use las manos y seguimos con las presentaciones. Para entonces, ya habíamos integrado guitarra en vivo y secuencias sonoras creadas por nosotros en computadora, Después empezamos a experimentar con sintetizadores y mezcla de video en vivo, queríamos dejar de utilizar música y videos de internet, y crear nosotros todos los soportes que utilizábamos. También repartíamos galletas de la suerte que contenían versos de nuestros poemas al final de cada presentación. En los siguientes años escribimos La sentidora, la versión electrónica del Manual de guerrilla táctica para terminar un noviazgo y el Mapa del Tiempo Perdido.

A principios de 2015 escribimos e iniciamos la producción de Los fotocopiadores, una mini serie de ficción para TV que narra las aventuras de Samuel, un poeta de la Ciudad de México que se adentra en la escena literaria local. Nos tomó casi cuatro años terminar la producción y –para no aburrirnos– en el inter grabamos Emails a Nigeria, un disco de ocho tracks que recopila algunas de las piezas que interpretamos en nuestras presentaciones en vivo. Actualmente estamos por publicar 1994, nuestro más reciente libro en colectivo.

En los últimos 10 años, hemos emprendido un montón de proyectos, no siempre logramos que todos se concreten, pero cuando llega a pasar, se siente un poco como si fuéramos unos
ladrones de banco que se marchan tranquilamente con el botín frente a las narices de la policía.

Ánuar Zúñiga Naime, en el preámbulo a
Palabras que son átomos de un gas venenoso


Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— Palabras que son átomos de un gas venenoso en estas librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, y te contamos, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…

Sobre este libro. Preguntas frecuentes

01- ¿Qué es Los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro?

R- Los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro es un colectivo de pseudo escritores adictos a la televisión con demasiado tiempo libre.

02- ¿Quiénes son?

R- Los KFGC son:

-Geru (AKA: Gerardo Ocejo)
-Ro (AKA: Rodrigo Román)
-Líder (AKA: Andrei Vásquez)
-Goldfish (AKA: Jorge Sosa)
-Sector 7-G (AKA: Ánuar Zúñiga)

03- ¿Qué quieren de nosotros? ¿tratan de hacernos daño?

R- Los KFGC solo quieren pasar un buen rato haciendo lo que les gusta e intentar que tú también te diviertas en el proceso.

04- ¿Qué demonios hacen cuando se presentan en vivo?

R- Ellos mismos no lo tienen muy claro, pero siempre hay cervezas a buen precio.

05- ¿Los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro tienen página de Internet?

R- El lanzamiento oficial de la página de Internet de los KFGC se ha restrasado debido a un desacuerdo entre sus integrantes; al parecer Ro y Sector7-G insisten en que la página inicie con siete W (wwwwwww.kfgc.com) y Andrei, Geru y Goldfish, creen que es más conveniente que sólo inicie con cinco (wwwww.kfgc.com), así que de momento puedes contactarlos en:

  • twitter.com/los_KFGC
  • facebook.com/LosKFGC
  • loskfgc.bandpage.com/
  • soundcloud.com/kfgc
  • vimeo.com/kfgc

06- ¿Tengo que pagar algo para ver en vivo a los KFGC?

R- Claro que no, ni sus madres pagarían por verlos, la entrada a las presentaciones de los KFGC (casi) siempre es libre.

07- ¿Cuánto dinero tengo que gastar para emborracharme mientras veo a los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro hacer payasadas?

R- Depende de cuantas cervezas necesites para emborracharte, pero no más de 100 pesos.

08- ¿Cuál es la respuesta al por qué de la vida, el universo y de todo?

R- 42.

09- ¿Puedo llevar a mi novia, abuelita, mamá, tíos, primos, hijos, sobrinos y a quien más confianza le tenga a ver a los KFGC?

R- Claro, cuanta más gente mejor.

10- ¿Puedo ir solo a ver a los KFGC porque nadie me quiere?

R- El consumo de Los Kikín Fonsecas y el Gringo Castro no requiere que tenga pareja o una vida sexual activa, puede empezar hoy mismo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.