Inicio»Puentes»Avances»Notas de prensa»La Italia del Pentamerón. Castillos de cuento

La Italia del Pentamerón. Castillos de cuento

0
Compartidos
Pinterest Google+

¿Os gustan los castillos? Pues si es así os encantará el número especial impreso que os hemos preparado: Mistérica Terra Secreta I. En esta edición encontraréis una ruta muy especial por misteriosos e increíbles lugares de once países distintos repletos de leyendas, historias y muchos misterios, además de un relato inédito de Edith Nesbit («la abuela de Harry Pottter») y nuestra sección de reseñas literarias. Todo ello en cien páginas que incluye también una suscripción anual gratuita a nuestra revista digital Mistérica Ars Secreta (cuatro números).

Este primer número se abre con un artículo dedicado a los castillos de la Italia menos conocida. En concreto, y tomando como hilo conductor la película El cuento de los cuentos (2015) de Matteo Garrone, visitamos las localizaciones de la película ubicadas en algunos castillos italianos no muy conocidos. Este artículo abre la revista Mistérica Terra Secreta I y comienza así:

Castillo de Roccascalegna, Abruzzo, Italia

Los castillos siempre han sido elementos indispensables en los cuentos de todos los tiempos. No hay castillo que no esté encantado, bajo un hechizo, o en el que viva una bruja malvada. Tampoco faltará una doncella apresada en una torre o víctima de algún sortilegio, y siempre habrá un apuesto caballero dispuesto a luchar contra el dragón y dar muerte al hechicero o la maléfica bruja. Estos edificios tan especiales nos hacen soñar, nos trasladan a otras épocas o nos fascinan con su impresionante arquitectura. Pero no hay que olvidar que los castillos también cuentan con un lado oscuro de fantasmas y leyendas, y quizá por ello son el escenario perfecto para los cuentos más crueles.

En la última película de Matteo Garrone, El cuento de los cuentos (2015), el director italiano ha recuperado tres de las narraciones del Pentamerón, una obra escrita por Giambattista Basile en el siglo XVII. Garrone ha querido mostrar la esencia de los cuentos de hadas, que, lejos de ser candorosos relatos de final feliz, no son sino terribles historias en las que priman lo monstruoso y lo cruel, a diferencia de las narraciones acarameladas influidas por Disney que han llegado a nuestros días. El director hace discurrir estos tres asombrosos cuentos en diversos palacios y castillos de una Italia no tan conocida, y que no deja de ser fascinante…

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.