Inicio»fila2»Pastiche de conglomerado: Invierno en los Alpes.

Pastiche de conglomerado: Invierno en los Alpes.

2
Compartidos
Pinterest WhatsApp

Pastiche de conglomerado es una sección dedicada a obras que llevan tiempo en el catálogo de Librerantes. El objetivo no es otro que descubrir libros imprescindibles de nuestro fondo a quienes aún no los conocen. Nos dirigimos a gente que lee de manera regular y quiere estar informada.

Una novela internacional. Por Katarzyna Olszewska, su editora

Invierno en los Alpes. Una novela internacional, el primer libro de Báltica, se publicó por primera vez en el año 1927 y reúne tres elementos que considero esenciales en mi proyecto editorial.

En primer lugar, es un libro pertinente. La voz de Nałkowska nos interpela desde el pasado a reconsiderar asuntos de gran vigencia, como el auge de los nacionalismos, la xenofobia, las suspicacias entre los países europeos, la dificultad de superar los traumas de la guerra y la necesidad de recordar episodios dramáticos de nuestra historia reciente que, como el genocidio de los armenios, no recibieron la atención merecida por parte de la opinión pública y publicada mundiales.

Invierno en los Alpes es, en segundo lugar, un libro eminentemente literario. La ambición artística de Nałkowska está presente en esta novela de principio a fin. La autora no solo desea mostrarnos un fragmento del mundo a través de la psicología de sus personajes, sino que quiere transmitirnos ese conocimiento mediante un constructo literario.

Por último,  Invierno en los Alpes es una obra importante dentro de la literatura polaca. Y aunque no descarto incluir autores de otras latitudes, Báltica nace con la vocación de dar voz a las literaturas del Centro y Este de Europa.

Y a estos tres criterios se une un deseo personal. Quería que mi primer libro como editora fuese el libro de una mujer. Y a ser posible de una mujer que hubiese luchado contra los prejuicios que impedían, y aún impiden, la libre emancipación de las mujeres.

En definitiva, este primer libro, la primera etapa de una aventura que aspira a ser larga, solo podía ser Invierno en los Alpes. Una novela internacional de Zofia Nałkowska. Espero que lo disfruten.

Una mirada polaca sobre la Europa de entreguerras

Por Fernando Castillo

Invierno en los Alpes. Una novela internacional es una novela en la que el subtítulo es esencial por revelador, aporta varias razones para celebrar su aparición: es la primera vez que se traduce al español —si exceptuamos una versión recortada de la editorial Tartessos en 1943 con el título original en polaco, Choucas— y es una obra que enlaza con el interés existente en la actualidad por la Europa de entreguerras, tanto en la literatura, recuérdese el caso de Stefan Zweig o de Irène Némirovsky, como en la historia, según demuestra la difusión de las últimas obras de Philipp BlomLa fractura, o de Maurizio SerraUne génération perdue.

Además, la publicación de Invierno en los Alpes amplía el escaso elenco de obras en español de Zofia Nalkowska (1884-1954), una importante escritora y, sin duda, la figura femenina más destacada de la literatura polaca de la primera mitad del siglo xx.

Nacida en Varsovia en los días en los que la ciudad formaba parte del Imperio ruso, la escritora fue una destacada animadora del mundo literario anterior a la Segunda Guerra Mundial: una de las descubridoras de Bruno Schulz o de Witold Gombrowicz, al tiempo que estuvo muy cercana a escritores y poetas como Józef Wittlin.

Mujer de firmes convicciones políticas y muy preocupada por los acontecimientos de su tiempo, Zofia Nalkowska, precoz feminista y socialista, fue una opositora de izquierda durante la dictadura conservadora del mariscal Piłsudski, quien proclamó la República y la independencia de Polonia al finalizar la Primera Guerra Mundial.

La obra de Zofia Nalkowska se desarrolla en el entorno alpino que tanto atraía en el primer tercio del siglo XX y que servía tanto de escenario para los más atribulados convalecientes, como los personajes de La montaña mágica, como de desafío para los nuevos héroes capaces de someter a la naturaleza, esquiando o escalando —pienso en el mundo de Dino Buzzati, que a veces estaba muy cerca del nazismo, como sucedió con ese subgénero cinematográfico de películas de montaña que tanto éxito tuvo en los años veinte y del que incluso participó Leni Riefenstahl como actriz—.

En este caso, el albergue suizo de Invierno en los Alpes, que se podría localizar en el cantón de Vaud, cerca de Villars-sur-Ollon, sirve a la autora de escenario para situar a unos personajes que serían el epítome de los países de los que proceden, mientras que el lugar es una metáfora del continente.

El relato ofrece un largo elenco de tipos, a veces algo previsibles y convencionales, como el español Carrizales, presentado con todos los tópicos del caballero español, monárquico y galante, que le permiten a la autora recorrer la situación de Francia, Gran Bretaña, España, Rusia, Suiza, Turquía, la Europa balcánica, Alemania y, sobre todo, mostrar la realidad del continente a principios de los años veinte, todavía conmovido por el apocalipsis abierto con los cañones de agosto de 1914.

[…]

Puedes continuar leyendo este artículo en Cuadernos hispanoamericanos.


Invierno en los Alpes. Una novela internacional está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que le quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.