Inicio»fila2»¿Insensata?

¿Insensata?

1
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

Sí, Insensata. Un proyecto editorial

Cuando en plena pandemia de la Covid-19 nos planteamos constituir una editorial dedicada a publicar libros de poesía, de una literatura que además estuviera especialmente interesada en adoptar una conciencia crítica sobre lo cultural, lo social y lo político como herramienta de análisis de su tiempo y del futuro, inmediatamente entendimos que era una idea por completo insensata. Nos decíamos:

«la poesía siempre ha sido minoritaria y, al igual que el teatro, un arte en permanente estado de desahucio»

«actualmente parece que la poesía sólo se consume en pequeñas, fulminantes y evanescentes dosis circulando en redes sociales; nadie está pensando en leer poesía en papel»

«además, la política se ha tergiversado tanto que parece haberse desideologizado, convirtiéndose en un asunto partidista que únicamente interesa a quienes son miembros de uno u otro club»

y «desde luego, si ninguna coyuntura es especialmente propicia para una nueva editorial de libros en papel, en una escena cultural dominada por las tensiones comerciales y empresariales, donde la literatura es un producto de mercado regido por las leyes del capital, parece absurdo impulsar un nuevo proyecto, que ya parece caduco antes de comenzar, en plena escena de contracción social y económica por una crisis sanitaria global»

Definitivamente, es una idea desprovista de sentido común: poesía, poesía crítica en lo político, social y cultural, y poesía en libros de papel.

En conciencia, para no sugerir la impresión de ser cabalmente insensatas por ignorar toda señal de estar incurriendo en insensatez, decidimos ir adelante con la editorial, pero bautizándola como «Insensata», dando cuenta así de que, por lo menos, habíamos captado el aviso a navegantes. El futuro dirá si la insensatez tiene cabida en un universo en apariencia regido por las personas que se dicen sensatas.

Línea editora

Al igual que en otras artes, en la poesía han convivido ancestralmente fuerzas internas tratando de determinar lo que es ortodoxo a cada época respecto de aquello que queda en los márgenes. En algunos tiempos, en la literatura poética han pretendido prevalecer las orientaciones o escuelas más inclinadas hacia la forma (la poesía como forma), mientras en otros se ha querido entender que no es necesariamente el formalismo lo que otorga carta de naturaleza a la expresión poética, sino que la poesía es otro intento artístico del ser humano hacia la significación, expresión y construcción de la realidad.

Insensata tiene vocación de publicar poesía con significado, abierta a su variedad de fórmulas y formas. En ese camino nos parece muy acertado tomar como referencia la etimología griega del término (poiesis) para proponer una poesía que sea la «cualidad de la acción de hacer», que convierta los pensamientos en materia.

De este modo, la intención de quienes nos dedicamos a Insensata es editar libros de poesía con orientación transformadora sobre lo social: poesía que, con independencia de su forma, de su belleza, de su riqueza metafórica o simbólica, además de ello o principalmente desde ello, pretenda expresar algo sobre la sociedad y la cultura de su época en el presente, pero sobre todo en el futuro. Con este alineamiento mental y actitudinal, nuestras publicaciones se orientarán en mayor medida hacia los siguientes puntos cardinales:

Norte

Publicaremos poesía con cualquier estilo y forma, prefiriendo aquellos conjuntos de poemas que tengan la intención de aportar un planteamiento —mejor si es crítico— sobre la cultura, la sociedad y la política de su tiempo, con una orientación transformadora hacia el futuro.

A nuestro juicio, el concepto de progreso —y, por tanto, esas propuestas transformadoras que nos parecerán sugerentes— está intrínsecamente ligado a:

la mejora continuada en igualdad real de derechos y oportunidades sociales, económicas, educativas, sanitarias… para todas las personas, en su bienestar individual y colectivo, salvaguardando su diversidad; en el avance de los, numerosas veces devaluados en donde se respetan y radicalmente inexistentes en demasiados espacios sociales del mundo, derechos humanos; en la protección social de las personas con vulnerabilidad; en la democracia participativa; y en el cuidado de la tierra, de sus ecosistemas, de los habitantes de las diferentes especies biológicas que pueblan la casa común del planeta.

Sur

En Insensata entendemos la política como una función del pueblo que se organiza por sí mismo para la convivencia de individuos diversos en un espacio colectivo, común, y no como el ejercicio apropiacionista y desafortunadamente dominante en nuestras sociedades que identifica la política con la labor de gobierno de unos pocos sobre (muchas veces a costa de) la mayoría, y mucho menos como la dedicación de los denominados «partidos políticos». Desde esta perspectiva, tendrán lugar en nuestras publicaciones aquellas propuestas poéticas que hablen sobre la democracia u otros sistemas de gobierno, o sobre modelos sociales y cualquiera de los ejes que los vertebran. El feminismo, el ecologismo, lo común, la diversidad de los individuos y de las culturas, la libertad de las personas, la tecnopolítica, el cuestionamiento de los esquemas mentales dominantes, y la crítica respecto de las relaciones de poder y sobre cualquier tipología de gobierno, serán líneas de trabajo con las que Insensata se sentirá cómoda.

Este

Publicaremos a hombres y mujeres, pero daremos primacía a autoras sobre autores.

Oeste

Publicaremos poesía en papel, sin renunciar al libro electrónico ni a otros canales analógicos o digitales de distribución, entendidos estos como complementos del formato papel. Hacia este horizonte, nuestros libros estarán cuidados en su edición y en sus materiales.

La primera publicación de Insensata
9788412388107Estas Cartas de Amor de un Comunista fueron publicadas por primera vez en 1999 por la ya desaparecida editorial Germania. Escritas una década antes por su autora Isabel Pérez Montalbán, y actualmente liberadas al dominio público. Son un testimonio poético atemporal. A modo de un viaje iniciático del idealismo desde el amor, de la inocencia de la mirada limpia desde una pulsión interior a cambiar el mundo de fracaso en fracaso, una secuencia de poemas en primera persona narra la singladura de un (una) militante, alguien del ayer pero también del mañana, que sabe, de partida, que no va a librar a la humanidad de sus injusticias pero, aún así, se va a embarcar en la aventura —no, mejor expresado: en el compromiso— de intentarlo, y de relatarlo con palabras a su compañera y amada.

Nacida en Córdoba, Isabel Pérez Montalbán ha dedicado su obra a una poesía de consciencia radicalmente comprometida con la justicia social y con la denuncia de las heridas que deja, a su paso, el capitalismo. En 2019 recibía el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla por su poemario Vikinga (2020). Con anterioridad y entre otros, había obtenido el Premio Ciudad de Córdoba Ricardo Molina (2010), el Premio Leonor de Poesía (2000), y el Premio Ciudad de Málaga de Literatura Joven (1992). Ha publicado casi una veintena de libros de poemas, entre los que se cuentan No es precisa la Muerte (1992), El Frío Proletario (2002), Siberia Propia (2007), Un Cadáver Lleno de Mundo (2010), o Puta, Reputa (Piensa, Reflexiona), este último junto a María Eloy-García (2016).

Librerías —especialmente— recomendadas

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.