Inicio»fila2»Dioses, drogas alucinógenas y travestis: esto sí es un cumpleaños

Dioses, drogas alucinógenas y travestis: esto sí es un cumpleaños

Guadalupe. Un roadtrip fantástico (Cicely. Colección Distinta Tinta, 2019)

0
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

De cumpleaños

Casi siempre se intenta dar un aire especial a los cumpleaños redondos a partir de los 20. Y así, en teoría, esos 20, luego los 30 y más tarde los 40, son objeto de celebraciones o fiestas diferentes. O se procura que así sea en muchos casos. La cosa se desinfla a los 50, cuando la vejez se ve a la vuelta de la esquina y no como algo que le pasaba a nuestros mayores. Si tenemos en cuenta los cumpleaños habituales, no cabe duda que el de Guadalupe, un roadtrip fantástico, no podría ser superado por aquellos que reflejan las películas de desmadre en Las Vegas.

Y así, este cómic de la editorial Cicely se centra en un peculiar cumpleaños, el 30º, de la protagonista. Hay que hablar primero de una pequeña coincidencia. Se trataba éste de la primera publicación en cómic de la editorial, centrada en descubrir precisamente a autoras distintas. E igualmente era la primera incursión en este terreno de Angélica Freitas, hasta entonces centrada en la poesía y en los trabajos periodísticos. Comparte lugar de nacimiento (Pelotas, en  Brasil) con Odyr Bernardi, el dibujante, que con Rebelión en la granja ganó el premio HQ Mix a la mejor adaptación en el año 2019.

Pero seguimos con el asunto del cumpleaños. Porque la protagonista, como decimos, cumple 30, esa tercera década necesitada de su momento especial… y ya creemos que lo tiene. El actual miedo al spoiler, prácticamente un delito de lesa humanidad, nos impide adelantar mucho, pero Guadalupe, que así se llama, se verá envuelta en una historia donde hay muerte, drogas alucinógenas, un viaje, amor, desamor y un reencuentro con los anhelos perdidos de los seres queridos.

Una roadtrip

Ambientado en México, este cómic tiene la virtud de tener, si utilizáramos términos cinematográficos, un montaje acelerado, es decir, una composición que permite introducir numerosos temas en muy poco tiempo, para lo que recurre también a situaciones caóticas o delirantes sin ningún tipo de complejo. En este aspecto muestra un carácter libérrimo: se puede esperar cualquier cosa y en cualquier momento. Tan pronto hay una charla familiar como una invocación a los dioses mediante un trance provocado por la ingesta de unas setas.

El realismo da paso a la alucinación sin transiciones e una ida y vuelta que muestra que la realidad, el tiempo pasado o el más allá forman parte de un todo tan cercano como palpable e incomprensible.

Y así el cómic, con estas desinhibiciones, consigue hablar de relaciones frustradas, travestismo, lesbianismo, religión o expectativas vitales en pocas viñetas, puesto que aun con 116 páginas las ilustraciones son a veces una o dos por página y en muy raras ocasiones se llega a siete, casi siempre van de tres a seis. Las ilustraciones, en blanco y negro, optan por un trazo grueso y aparentemente rudo, acorde quizá con la celeridad y capacidad de síntesis de lo narrado.

Si estos fueron los 30 años de Guadalupe, aguardamos otros diez años, porque en los 40 tendrá que superarse.

Más información sobre el libro aquí

Esta es la historia de una joven llamada Guadalupe que vive en México y está a punto de cumplir 30 años. Ya está harta de la vida y del trabajo en la librería de su tío Minerva y todo lo que quiere es comenzar de nuevo. Guadalupe se embarca en un viaje a Oaxaca con Minerva, su tío muxe, y con el cadáver de la abuela Elvira en una camioneta. En el camino, Guadalupe aprende un poco más sobre la historia de su abuela, su amor de juventud y sus orígenes. También hay un secuaz del dios azteca Xyzotlan buscando un alma para seguir vivo y unos hongos mágicos. Este cómic cubre temas poco explorados, especialmente en la literatura brasileña, como la homosexualidad y la transexualidad en la figura de los muxes, y también reflexiona sobre los prejuicios y el amor (tanto románticos como no románticos).

La autora y el ilustrador

Angélica Freitas (1973, Rio Grande do Sur (Brasil). Ha publicado los libros de poesía Rilke sha ke y Um útero do tamanho de um punho con Cosac Naify y sus obras se han publicado en Argentina, México, España, Estados Unidos, Alemania y Francia.

Odyr Bernardi, el ilustrador (1967, Rio Grande do Sur (Brasil) también es editor, dibujante y artista gráfico. Su novela gráfica Copacabana fue seleccionada para el premio HQ Mix. Sus tiras han sido publicadas en la Revista do Globo y en la Folha de Sâo Paulo.

 

.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.