Inicio»Novedades»¿Por qué este Libro?»Escribiendo poemas de invierno. Por Alberto Beceiro

Escribiendo poemas de invierno. Por Alberto Beceiro

En torno a Crónicas del último videoclub (Sr. Scott, 2019)

1
Compartidos
Linkedin Pinterest WhatsApp

 

Comencé a escribir Crónicas del último videoclub en 2009. Apenas queda nada de entonces. Aquellos primeros poemas han quedado descartados, creo que me avergonzarían si volviese a leerlos, y descartado ha quedado también el título que durante años daba nombre al poemario. He perdido incluso la libreta negra que llevaba encima para escribir, pero tengo claro que Crónicas del último videoclub comienza en 2009.

El proceso de creación del libro ha sido caótico. A meses de escritura compulsiva siguieron amplios periodos en blanco, a la vuelta de los cuales me enfrentaba a unos poemas desconocidos y, generalmente, poco agraciados. Esto me ha llevado a reescribir constantemente y a llegar a resultados irreconocibles, incluso opuestos respecto al poema original. Por eso mi escritura ha ido más hacia atrás que hacia adelante y a fuerza de reescribir una y otra vez, los poemas del libro han absorbido multitud de sentimientos, como esas rocas en el desierto en las que se aprecian distintos estratos.

No he sentido, por tanto, miedo a la página en blanco porque casi apenas la hubo. Todo lo contrario, era una liberación comenzar un poema desde cero. Aprovechar una vivencia reciente, la letra de una canción o un recuerdo para intuir una idea con la que comenzar un poema. Una idea que notaba cercana, pero que tardaba en encararla. Prefería esquivarla un rato, hasta que una canción o una conversación hacía que esa idea tomase forma y ya solo queda trabajar en ella, reescribiéndola una y otra vez.

Aunque no todos los poemas de Crónicas del último videoclub sean autobiográficos, hablan de mí. El libro trata del amor y el desamor, del odio y la amistad, de mi tierra, de mis padres, de todo lo que ya no conseguiré…  Todo ello, siempre desde la primera persona. Describiendo una situación y cómo esta va provocando en el narrador un sentimiento presente a lo largo de todo el poema. Diría que son poemas sencillos en cuanto al contenido, también en estilo son sencillos, pero eso permite conceder todo el protagonismo a la situación narrada y al sentimiento del narrador.

Diría también que son poemas pesimistas, grises. Poemas de invierno. Es el tono que me sale. Aunque parta de una idea positiva, alegre, el poema termina adquiriendo siempre un trasfondo nostálgico y entristecido. De ahí el título, «Crónicas del último videoclub» (título rescatado de un titular de La Voz de Galicia), que recoge a la perfección lo que he sentido escribiendo. Algo parecido a resistir en mitad de un ambiente pesimista y melancólico como son hoy los escasos videoclubs que no han echado el cierre. Escribir es para mí, resistir.

El libro

9788494982903Crónicas del último videoclub habla en primera persona. Es un poemario que nace de la observación de la vida cotidiana, siempre ruda y severa, forjando una escritura paciente en donde la nostalgia y la introspección van de la mano. 

Compuesto de cuatro apartados que reciben el título de una película, estos poemas no pierden la idea de conjunto, pues componen un retrato sobrio y lacerante de la vida ordinaria, tendiendo un universo compartido con el lector. La soledad, la dificultad de situarse en el entorno, el paso del tiempo, el movimiento pendular del amor entre el idilio y el dolor, dan lugar a unos versos que para el lector serán los que hubiera podido escribir.

Crónicas del último videoclub es una celebración de la poesía, es desnudez y sencillez.

Alberto Beceiro (Ferrol, 1982) es licenciado en ciencias Políticas por la Universidad de Santiago de Compostela. En 2006 se traslada a Madrid, donde reside desde entonces. Colabora en distintos colectivos literarios como Salto al reverso y Letras & Poesía. Éste es su primer libro.

 

Librerías recomendadas

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.