Es aquí donde los ovnis

Que seguimos de feria. En Madrid

Seguimos, sí. Caseta #36, entrada por la calle O’Donnell. Este año la tenemos decorada a medias, veréis —tenéis que venir para verlas— que del techo cuelgan unas cajitas azules… Una señora hoy ha llegado, preocupada, apremiante, como apunto de perderse algo y ya casi sin resuello, y nos ha preguntado, a boca jarro: «¿Es aquí donde los ovnis»?. Sergio ha pensado que preguntaban por ‘yoguis’ (sic). Sergio no está bien del oído. «Ovnis», era, le digo. «Esto va a ser por la decoración», ha concluido. Y no digo que no, que la señora miraba todo el rato hacia arriba, como buscando, esperando el aterrizaje o no sé. Se ha ido como ha venido, como una exhalación, así que no le hemos podido preguntar ni recomendar nada.

Sobre la gente de la feria se podría escribir casi que cada domingo de aquí a la del próximo año. Otro señor ha llegado, este sin prisa, tranquilo, y se ha plantado justo en el centro y delante del mostrador de la caseta, parecía buscar algo, repasaba los libros con la mirada, y ha hecho entonces contacto visual. «Qué busca, caballero».

Aquí un inciso para aclarar que no hablo así de normal, pero sí a ciertos señores a los que no sé, por algo será, les noto ese halo de llámame caballero que me crezco. Y yo se lo llamo.

—Qué busca, caballero

—Unos libros sobre astrología o algo así que me han dicho que están en esta caseta.

Le digo entonces que sí, pero que es Astronomía, El Universo y su expansióes el último, tenemos los tres expuestosSe los señalamos. Los mira. No los toca. Los mira un rato diría que largo y nosotras también le miramos a él, a ver qué hace, qué quiere, por qué no dice nada… Me vuelve a mirar a mí: «Sí, son estos. Gracias». Y se va.

Y, bueno, no sé, yo creo que harían buena pareja. Más o menos de la misma edad. Uno aportaría la calma, la otra el brinco, el desconcierto, ese absurdo maravilloso que rodea toda historia de amor.

Y que no me quiero despedir hoy sin saludar a Agustín, que vino a verme: «Te leo cada domingo; recomiéndame un libro». Me dijo más cosas bonitas, me hizo una ilusión así de grande que viniera a por un libro «de los que recomiendas, Raquel».

Sentido suspiro aquí. Y Gracias. Nada más. Bueno, una foto y su pie de foto y ya.

emilio trigueros firmando flm 2022
En la foto, firmando, Emilio Trigueros, autor de La umbría y la solana. Pongo su foto este domingo porque nos cayó fenomenal; además de escribir se interesa por los libros, se llevó un buen montón de los que más recomendamos. También sale Carolina Martínez, que vino a firmar El punto ciego del paisaje, ya agotado (lo agotamos esa tarde, qué alegría). También nos cayó fenomenal y ojalá nos veamos pronto y que me perdones la foto, pero es que es lo más. Chimpún.

 


Librerías recomendadas

  • ¿Conoces a alguien a quien pueda interesarle todo esto? Te animamos a que le reenvíes esta nota.
  • Si te ha gustado puedes suscribirte haciendo click aquí . Enviamos un correo los domingos, no pasando nada raro.

 

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

novedades

  • 9779200016691
  • 9779200016677
  • 9788415766858

ensayo

  • 9788415766858
  • 9788409397693
  • 9779200016622