Inicio»Puentes»¿Por qué este Libro?»El viaje de Ida Fink. Por Katarzyna Olszewska Sonnenberg

El viaje de Ida Fink. Por Katarzyna Olszewska Sonnenberg

1
Compartidos
Pinterest Google+

¿Por qué este libro?

El viaje, de Ida Fink (Báltica, 2019). Por Katarzyna Olszewska Sonnenberg

Estamos en el año 1942, en los confines orientales de la Polonia ocupada por los nazis. Dos hermanas judías huyen del gueto de una pequeña ciudad. Son jóvenes, ni siquiera han cumplido veinte años, y tienen que atravesar un entorno hostil, hacer frente en solitario a unos acontecimientos que amenazan con atraparlas y devorarlas. ¿Otra novela sobre el Holocausto?, dirán algunos. Sí y no. Frente a la reciente proliferación de novelas que se enmarcan en el Holocausto, pero que no parten de una experiencia propia, El viaje es una novela autobiográfica que intenta reconstruir las vivencias de la autora y convertirlas en gran literatura. En ese sentido, El viaje pertenece al mismo tipo de literatura del Holocausto que las grandes obras de Primo Levi, Paul Celan, Charlotte Delbo, Elie Wiesel, Tadeusz Borowski. Todos ellos, al igual que Ida Fink, tuvieron la necesidad de narrar sus vivencias para comprenderse a sí mismos, para tratar de explicar lo inexplicable.

La protagonista y narradora es una de las dos hermanas que huyen del gueto y emprenden un largo viaje a través de la Alemania nazi. Helena, que la acompaña durante ese arduo y peligroso periplo, es su hermana pequeña. Las dos consiguen hacerse con documentos falsos, gracias a los cuales pueden presentarse como voluntarias para trabajar en una fábrica de armamento del Reich. Dos chicas de buena familia y con educación que se hacen pasar por dos campesinas retraídas, ignorantes, que no saben alemán, que carecen de mundo. Y todo ello en un microcosmos en el que los confidentes abundan, surgen imprevistos, las cosas se complican y lo que parecía una buena coartada para sobrevivir, se desmorona de golpe. Y entonces ya solo queda la huida, ese viaje al que hace referencia el título del libro.

Y es justo aquí, en ese punto, donde los caminos se bifurcan, donde el destino se oscurece, donde la novela de Ida Fink da de pronto un giro, un vuelco, alejándose así incluso de otros libros que versan sobre el Holocausto desde la óptica del campo de concentración o de exterminio.  Porque lo que narra la autora es, efectivamente, el relato de una huida, una huida en toda regla, donde no faltan momentos peligrosos, decisiones erróneas, desesperación, miedo e incertidumbre. Pero también es un viaje que nos seduce desde la primera página, introspectivo, hacía sí misma, en pos de las huellas de aquella chica joven e inexperta, pero tan decidida y dura que es capaz de adoptar otras identidades, reencarnarse en otras personas…  en definitiva, sobrevivir.

Por eso queríamos editar El viaje, de Ida Fink, porque resulta difícil no sentir empatía hacia esa mujer madura que, muchos años después, necesita reencontrarse con aquella Ida joven, reconocerse en sus actos, comprenderse a través del recuerdo. Y comprender también el destino y el azar, ese momento en el cual todo se decide, el giro inesperado del que va a depender nuestro futuro: «El arte circense de nuestros destinos, un cruce de caminos, un punto culminante».

Nos cautivó la figura de Ida Fink, una autora tardía, que empezó a publicar con cincuenta años, y tan poco prolífica: escribió apenas un par de libros de relatos además de este libro. Una autora, por tanto, de libros contados, esenciales, que construye su obra a partir de la necesidad vital de narrar su experiencia.

Y nos sedujo también la protagonista, alter ego de la autora, vulnerable a la vez que segura, joven pero madura, supersticiosa pero razonable, que, por encima de todo, se niega a adoptar el papel de víctima, de perder su independencia, de ser únicamente la víctima. Ella siempre procura tomar las riendas de su vida.

Y nos conquistó, definitivamente, su lenguaje delicado y sutil, contenido, sin grandilocuencia, sin florituras, sin palabras de más, tras el cual solo quedan los hechos, los sentimientos, la aventura de vivir, la memoria, la literatura.

Un libro maravilloso que narra una experiencia clave de la autora y de la humanidad y, a través del cual, el lector puede vivir la experiencia de una narración no menos crucial.

Por favor, lean a Ida Fink, léanla…


Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— El viaje, de Ida Fink en estas librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.