Inicio»Puentes»Comenzar a leer»El primer sueño de la cerillera

El primer sueño de la cerillera

1
Compartidos
Pinterest Google+

Pasa como la fiebre. En otro cuerpo. Por aquí, por aquí se huye de lo que esperas. Un punto de fuga.

Es tan poco lo que no se ha dicho. Qué puedes guardar, entonces. Hasta completar al menos un sueño. Para el viaje, me refiero. Las horas muertas. El tiempo del mercante. Para volverse loco.

Apenas dos buenos recuerdos.

Oigo los clavos y presiento la orilla. Los incendios dentro de la tierra. Yo quería entrar. Entrar de buena fe.
Cualquiera que sea el fuego.

Es la primera llama. El frío y la leña. He olvidado la leña fuera. Si llueve esta noche, no prenderá en todo el invierno.

Detenidos. Toda la tarde mirando el agua por un ojo de buey. Quién va a recordar esto.

Es desapacible el invierno en Copenhague. Cómo he podido olvidar la leña. Dentro de la llama. La escarcha en el canal. Denso, el vacío. Aunque vacío. Eres tú quien trae la casa y el fantasma.

El mes se presenta riguroso. La lluvia. Y este viento que viene soplando desde otoño. Alguien se quedará a la puerta. Si las llaves van siempre contigo.

Constantemente, alguien se va quedando fuera. Puede que un día no vuelva tu nombre a la boca de tu madre. Parece mentira.

Viene el sueño con la primera llama. Dejas pasar la forma, el sonido de la forma. Hay que poner fin a esta coincidencia.

Entretanto. Entretanto. Vuelven sólo las horas. Nada las atraviesa. Vuelven, si cabe, más lentas. Hasta que encontremos algo que hacer.

Es del alma todo el paisaje. Quién podrá contener la mirada. Algunas aves se acercan. Para comer en un puño.

No habrá otra forma de estar sola. Detrás de ti. Tu mano sujetando el cuello del caballo. No habrá otra forma de estar sola.

El primer sueño. El calor. La primera forma de caer.

Y llevarte todo contigo.

la-cerillera-9788494862144


La cerillera está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.