Inicio»fila2»El lenguaje poético de Gabriel Miró

El lenguaje poético de Gabriel Miró

0
Compartidos
Pinterest Google+

En la Colección Pereda de Bringas y Thiers: Los amigos, los amantes y la muerte

Su prosa tiene tanta riqueza que los sentimientos del lector afloran con más énfasis que con las lecturas de cualquier poema

Contenido en la colección Pereda y pertenciente a la editorial Bringas y Thiers, Los amigos, los amantes y la muerte es una novela donde Gabriel Miró intensifica el uso del lenguaje y se centra sobre todo en una enigmática condición terrenal y mortal de los personajes, acto que lleva a desembocar en la aflicción de estos.

El lenguaje utilizado para tal menester es un lenguaje poético, pero no nos llevemos a engaño, Miró no es un poeta.

Su prosa tiene tanta riqueza que los sentimientos del lector afloran con más énfasis que con las lecturas de cualquier poema. Miró es un prosista que nos permite alcanzar toda la conciencia y comprensión de la delicadeza propia y ajena.

«Apareció un insecto, muy grave, grueso, de patas sutiles, en negra vestidura reluciente. Andaba despacio, pesado, como reflexivo, y nos recordaba algún conocido nuestro, respetable varón que aparentaba maquinar profundidades y es posible que no piense ni haga nada.»

Se intuyen en todas sus palabras un carácter y una personalidad que son responsables de toda la rica amalgama de su prosa. El editor destaca algunas piezas que ilustran gratamente el mencionado estilo de Miró:

«La soledad, la profunda quietud, el silencio, silencio de muros de mansión que no tiene la grandeza del silencio de las cumbres, ni la compañía y los gustosos rumores del silencio campesino; el habla cansada y medrosa de la priora; el tañido de la campanilla que anunciaba nuestra invasión, y el ver las estancias abandonadas por nuestra presencia, todo hizo que mi ánima se conmoviese de piedad y remordimientos.»


Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen—Los amigos, los amantes y la muerte en estas librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…

Sobre el autor

Gabriel Miró

Gabriel Miró (Alicante, 1879-Madrid, 1930). Colaborador en la prensa escrita catalana, concretamente en La Vanguardia y en el Diario de Barcelona y en la prensa madrileña, en Los Lunes de El Imparcial y en Heraldo de Madrid. Ganador del concurso «El Cuento Semanal», premio que le lanza al reconocimiento literario.

La mujer de Ojeda, título de su primera novela, data del año 1901, a esta seguirán Hilván de escenas y Del vivir, de 1903 y 1904 respectivamente. De 1908 data La novela de mi amigo y de 1910 Las cerezas del cementerio. Su mayor reconocimiento le llega conNuestro Padre San Daniel (1921) y con la segunda parte de éste, El obispo leproso (1926), reconocimiento que vendrá rodeado con una fuerte polémica por parte de los sectores más conservadores por cómo el escritor se refiere a la Compañía de Jesús.

Miró llega a rechazar un sillón en la Real Academia, pese al apoyo de Azorín. La muerte le deviene precozmente, a los 50 años, y deja un par de novelas inconclusas.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.