Inicio»Puentes»¿Por qué este Libro?»Cuestionando la realidad. Por Susana Ramírez

Cuestionando la realidad. Por Susana Ramírez

1
Compartidos
Pinterest Google+

¿Por qué este libro?

Else-Marie y los siete papaítos, de Pija Lindenbaum. Por Susana Ramírez, editora de Galimatazo Editorial.

Else Marie y los siete papaítosSi por algo se caracteriza la literatura infantil sueca es por la ausencia de prejuicios a la hora de abordar cualquier tipo de tema, un aspecto que valoro especialmente en la literatura para niños y que me parece vital, necesario, para crear futuros lectores críticos y librepensadores. Las obras valientes y arriesgadas (tanto en la literatura para adultos como en la dirigida al público infantil, en particular) siempre se han topado, sin embargo, con la temible censura. Curiosamente, muchas de estas obras con un carácter subversivo han alcanzado tal popularidad entre los lectores que han acabado convirtiéndose en auténticos clásicos. El día que leí por primera vez Else-Marie y los siete papaítos no pude sino pensar en cuán paradigmático resultaba este libro respecto a esas cuestiones. No en vano algunos pasajes de la obra fueron censurados en su versión estadounidense. Y es que si por algo destaca la ópera prima de Pija Lindenbaum, una de las mejores creadoras suecas de LIJ, es por su frescura, originalidad y atrevimiento, así como por su carácter transgresor.

A pesar de casi haber cumplido treinta años, Else-Marie y los siete papaítos sigue manteniendo el mismo atractivo que cuando se publicó: la obra es un soplo de aire fresco por su cómica y singular propuesta pero sin dejar de lado asuntos serios, comunes, propios de la infancia, como el miedo a ser diferente o al qué dirán. Desde la perspectiva infantil, Lindenbaum dibuja un alegre y divertido retrato de una familia poco común, y lo hace con maestría y equilibrio a través de texto e imagen, si bien la narrativa visual resulta especialmente notable. La autora nos sumerge en el universo de la protagonista y su familia gracias a los detalles de las ilustraciones y al uso de los colores. A través de ellos sentimos la calidez del hogar de Else-Marie, conocemos su día a día, y nos acercamos a sus inquietudes y miedos, todo ello sin perder un momento la sonrisa. De esa manera, la obra se convierte en un alegato a favor de la tolerancia y en una historia maravillosa sobre la importancia del amor y la seguridad en la familia, más allá de su naturaleza o condición.

La añorada Elsa Aguiar, siempre un referente y una inspiración para mí, reflexionaba en una de las entradas de su blog «Editar en voz alta» sobre las motivaciones para transgredir en la LIJ. Destacaba en concreto que la transgresión debía aportar algo, debía merecer la pena. Entre otras cosas hablaba de una transgresión que sacara a la luz «aquello que preferimos dejar oculto por pudor mal entendido», aquello que «cuestione la realidad tal como la conocemos e incite a cambiarla». Si de algo puede presumir la obra de Lindenbaum es, justamente, por cuestionar la realidad, por ir más allá de lo convencional y desafiar lo establecido, por ser una obra que transgrede en el buen sentido. Por eso, en especial, me enamoró este libro y por eso, en especial, lo publicamos.

Else Marie y los siete papaítos


Else-Marie y los siete papaítos está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.