Inicio»Portada»Crónica visual de una excursión a Segovia y sus libros

Crónica visual de una excursión a Segovia y sus libros

0
Compartidos
Pinterest Google+

Ha sido por algo peor que el descuido: un cansancio anticipado de todo, incluido el placer de escribir

Argumentos para películas. Fernando Pessoa (La umbría y la solana, 2017)
Llegando a Intempestivos. Feliciano Novoa, editor de La umbría y la solana, y su amigo Ángel.

Me invitan muchas veces a dictar conferencias o donde esa, pero la verdad es que no me paseo por el mundo con una conferencia bajo el brazo, ni me gusta llevar conferencias escritas. Y tengo siempre la preocupación de que el escritor fulano (yo) no pase por este o aquel sitio en vano. No quiero decir que esto ocurra o que ocurra siempre; pero desearía que la gente, después de haber pasado por allí para de haber pasado por allí para decir lo que fui a decir, pensase en lo que dije. Y como lo que voy a llevar allí son mis preocupaciones —que a su vez aparecen en mis libros—, en el fondo compruebo que solo sé hablar de mí; o solo sé hablar de aquello que, de hecho, es importante para mí como persona. Y esto no tienen nada que ver con egoísmos o con egocentrismos. No: lo que creo es que las cuestiones que me preocupan son cuestiones que, lo reconozca o no la gente, nos preocupan a todos. Y así, cuando hablo de mis preocupaciones, las despierto, si es que están dormidas, las preocupaciones de esas otras personas.

Diálogos con José Saramago. Carlos Reis (La umbría y la solana, 2018)
Feliciano Novoa. El libro es Manifiestos, de Almada Negreiros

Soy el resultado consciente de mi propia experiencia: la experiencia del que ha nacido completo y ha aprovechado todas las ventajas de los atavismos. La experiencia y la precocidad de mi organismo desbordante. La experiencia de aquél que ha vivido toda la intensidad de todos los instantes de su propia vida. La experiencia de aquél que, asistiendo al desarrollo sensacional de su propia personalidad, deduce la apoteosis del hombre completo.

Manifiestos. José Almada Negreiros (La umbría y la solana, 2019)

Cuando me levanté, tras un breve aseo, y sin ni siquiera afeitarme, subí la Quinta Avenida a pie para despertarme del todo, fui a la librería española a buscar el Manual de zoología fantástica que había leído dos décadas antes en una situación excepcional: en aquella misma avenida, un día soleado de marzo, vi a un caballero alto, con el pelo blanco y la piel muy clara, imponente, impecablemente vestido y con bastón, del brazo de una mujer todavía joven, un viejo seguramente ciego por el modo vacío como miraba el espacio; enseguida lo reconocí por las fotografías: era Borges.

Los paseos del soñador solitario. Almeida Faria. (La umbría y la solana, 2017)
Colección Autores portugueses. La umbría y la solana

Ahora que este libro está impreso y se halla en vísperas de recorrer el ancho mundo comienzo a desconfiar que le falte mucho, en cuanto a estilo y en cuanto a historia, para resultar aceptable

Las minas de Salomón. Eça de Queirós (La umbría y la solana, 2017)

En relación a las fotografías que ilustran esta crónica, no son de dominio público; son mías, me llamo Raquel Blanco, puedes usarlas, te las presto, siempre que me cites; si además enlazas nuestra revista, mejor todavía. Gracias.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.