Inicio»fila2»Cómo comunicar un proyecto como este

Cómo comunicar un proyecto como este

0
Compartidos
Pinterest Google+

Con un modelo de negocio completamente diferente al del resto de distribuidoras que operan en el mercado, trabaja con no más de 25 editoriales, de una manera personalizada, transparente y pausada. El conocimiento profundo de cada uno de los proyectos editoriales que la integran, de sus necesidades, ritmos de producción, así como de los libros que conforman cada uno de sus catálogos, les permiten dedicarse de lleno y de una manera más sensata y eficaz a cada uno de los títulos.

Las señas de identidad del equipo que conforma Librerantes, tres mujeres en la distribuidora y un núcleo duro de 15 editoriales van más allá de la venta directa de libros: desde la distribuidora se organizan encuentros en librerías, se coordinan acciones comunes, se fomenta el trabajo en equipo, la relación entre las propias editoriales. La comunicación es continua y en primera persona, cercana, incluso inmediata. Pasión, sensatez, respeto, y una absoluta transparencia e independencia es su filosofía de trabajo.

Raquel, ¿cómo surge la idea de fundar Librerantes?

Hablando con libreras y libreros, me contaban qué iba mal, qué echaban en falta a la hora de trabajar con distribuidoras grandes, y qué necesitaban de una distribuidora más pequeña, o por qué no podían aceptar libros de editoriales nuevas, que no se sabe si de pronto van a desaparecer, el trabajo que da a una librería trabajar con tantos proveedores diferentes. Además, me di cuenta que las editoriales no tenían acceso, por su ritmo de producción, sobre todo, al canal de distribución de una distribuidora convencional, que requieren libros mes a mes. Esto ha afectado mucho al sector. De hecho, hay editoriales que han desaparecido porque no podían seguir ese ritmo, precisamente.

¿Qué ofrece este modelo de negocio a las distintas vertientes del mundo editorial (autores, editoriales, librerías…)?

A las librerías les proporcionamos un servicio de novedades personalizado. Les enviamos además los libros sin gastos de envío (cuando trabajamos habitualmente con ellas), y, además, los libros que les entregamos en préstamo sólo los facturamos cuando la librería nos da el ok, no hay un plazo.

En relación a las editoriales, Librerantes hace una selección previa, y centra su modelo en cuidar la relación personal y la comunicación con ellas, creando un ambiente de confianza y trabajo conjunto que les permita aumentar sus cifras de facturación. Trabajamos cada libro de manera personalizada. Todos los procesos (cobros, pagos, envíos, colocación de ejemplares) son totalmente transparentes. Las liquidaciones dependen de ventas reales, no de ejemplares colocados. No tienen tampoco que producir un determinado número de ejemplares para no perder dinero, por tanto.

¿Con qué editoriales suele trabajar Librerantes? ¿Os une alguna filosofía de trabajo o valores?

Librerantes tiene una relación muy estrecha con las editoriales con las que trabaja. Cuando nos escriben para interesarse por lo que hacemos, para formar parte de esto, lo primero que entramos a valorar es su catálogo, si encaja en Librerantes. Si es una editorial que está haciendo algo parecido a lo que alguna de las nuestras, no entramos a valorar nada más. Si el catálogo encaja, si le vemos sentido, les pedimos libros, sin ver los libros tampoco podemos avanzar más, y luego tenemos una reunión personal donde explico qué es lo que podemos hacer y qué es lo que ni podemos ni queremos hacer.

Es importante dejar claro desde el principio cuáles son las dinámicas de trabajo, la filosofía de este proyecto, enfocado sobre todo a la librería de a pie de calle, que es un pequeño comercio, y a conseguir una presencia en este tipo de librerías de forma sostenida en el tiempo. Pasamos esa entrevista habiéndonos entendido ambas partes, sobre todo en lo que respecta a las librerías, a cómo y cuántos libros les enviamos, etc., acogemos la nueva editorial, y nos convertimos, con todo el equipo, en parte de ese proyecto.

¿Qué novedades vuestras encontramos en las librerías españolas?

Este mes han llegado libros muy interesantes. Las editoriales se han preparado muy bien la Feria del libro de Madrid, que este año tiene a Rumanía como país invitado. Nosotras tenemos, por cierto, dos títulos rumanos: el poemario de Corina Oproae Intermitencias y de Max Blecher La ciudad y los condenados. Tenemos muchas ganas de tener a Ximena Maier en la Caseta, firmando dos títulos, Cuaderno del Prado, que va por la tercera edición, y El arte de pasarlo bien, un libro para niños. Varasek presentará, dentro de su colección On the road, De noche en la selva, y un nuevo Buccaneers, de Nuria Ruiz de Viñaspre, El temblor y la ráfaga. Tenemos también un libro con música, Los cuadernos de Alvise Contarini, de José María Herrera; la reedición por Bala perdida de Ciudad rayada, de José Ángel Mañas. Continta Me Tienes publica en su colección de feminismos Como una hoja. Una conversación con Dona Haraway y en la colección de escénicas Estar o no estar, de Isidoro Valcárcel Medina. Además, Conversaciones con Saramago, de Carlos Reís; un inédito de Pessoa, Sobre el fascismo, la dictadura militar y Salazar, y un libro ilustrado brutal, Sintiendo el sentido.

De todas formas, tengo que decir que en Librerantes no nos centramos tanto en la novedad como en el fondo de cada una de las editoriales: Virginia Wolf, Emily Dickinson, Fred Vargas, Gary Snyder, Joanne Kyger, Laurie Pennie, Maite Larrauri, Esther Ramón, Bernard Noël, Dulce María Cardoso, Néstor Sánchez, Corey Mohler… por citar alguna de las autoras y de los autores que son los que van dando forma al catálogo, que es, en última instancia, a lo que nos dedicamos.

¿Cuál es el próximo objetivo de este negocio? ¿Hacia dónde queréis dirigiros a corto y largo plazo?

Me gusta pensar que vamos a consolidar lo que tenemos, crecer sumando alguna editorial afín más, sin perder el norte. Esta distribuidora es pequeñita. Y va a seguir siéndolo. La idea no es crecer mucho, es crecer bien. Para poder seguir haciendo lo que nos gusta.

A la entrevista se suman Sandra Cendal y Marina Beloki editoras que trabajan con Librerantes y cuyas novedades literarias se han expuesto en la Feria de Madrid la semana pasada.

¿Qué ventajas os ofrece trabajar con Librerantes?

Trabajar con Librerantes supone, en primer lugar, beneficiarse de un modelo de negocio cercano y personal. Somos un grupo mediano de editoriales independientes muy especializadas, por lo que necesitamos que la distribución se realice desde un conocimiento pormenorizado de nuestro catálogo, así como de nuestras líneas editoriales. Librerantes nos ofrece una distribución «a la carta», a través de la cual, distribuye nuestros títulos en toda España entre las librerías susceptibles de acoger cada novedad. De esta manera, se evitan devoluciones, una de las lacras más extendidas y difíciles de combatir de la distribución editorial. A ello se añade la comunicación, en forma de editoriales, newsletter, etc., que Librerantes lleva a cabo de forma periódica por cada editorial y libro publicado.

Entrevista publicada en Bliyu.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.