Cerca de la Guerra: las otras fronteras de Rusia

El proyecto Cerca de la guerra: las otras fronteras de Rusia quiere ampliar la mirada periodística y contar qué parte de la guerra llega a los países vecinos de Rusia como Finlandia, o esas naciones que fueron parte del mundo soviético: los países bálticos, Bielorrusia y Moldavia. Además, quiere mostrar el presente de los territorios que hasta hace relativamente poco estaban al otro lado del telón de acero y todavía guardan una historia en común.

Es un proyecto colaborativo; por un lado, dos periodistas que conocen de primera mano la situación, que viven en los países bálticos, contarán las historias en su lengua nativa, el ruso, y serán traducidas al español. Estas periodistas tuvieron que huir de Bielorrusia por la represión del presidente Aleksandr Lukashenko, que lleva 26 años en el poder y amordaza a la prensa. El resto del equipo lo integran periodistas con años de experiencia en cubrimientos internacionales, con base en España; fueron testigos del inicio de la ofensiva rusa en Ucrania y ven la necesidad de abarcar, periodísticamente, más territorios y contar al mundo de habla hispana cómo se vive la guerra en esa parte del mundo.

Descripción del proyecto. Características, fortalezas y diferenciales.

La cobertura periodística, al inicio de la invasión rusa, fue desmesurada. Los países de occidente hicieron suya la ofensiva de Rusia en Ucrania. Los medios se concentraron en la frontera entre Ucrania y Polonia y en las ciudades asediadas como Kiev, Mariupol y Odesa, y fuimos testigos, casi en tiempo real, del éxodo de los ucranianos, las consecuencias de las bombas, los primeros muertos. Pero poco a poco dejamos de recibir noticias de la guerra, aunque el conflicto sigue y amenaza con enquistarse. Esta propuesta pretende volver a Europa del este y abarcar, periodísticamente, más territorios, y contar qué significa vivir tan cerca de un país que, históricamente, ha invadido a sus vecinos, y que durante casi 70 años trató de crear una civilización.

«Cualquiera que conozca cómo funcionan los estados sabe que dejan huella hasta mucho después de su final: las lenguas, el estilo de los edificios administrativos y educativos, la infraestructura y el trazado de las líneas ferroviarias, formas de trato, modelos formativos, y biografías adoptados de tiempos anteriores, odio o apego sentimental a los amos del pasado (…) Sus huellas seguirán siendo visibles -fìsicamente y en los mapas mentales de los habitantes de este mundo posimperial y poscolonial- cuando la URSS como Estado ya haya caído en el olvido».

Karl Schögel. El siglo soviético.

Se trata de:

  • Contar qué ocurre en las fronteras de Rusia con Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Bielorrusia y Moldavia.
  • Consolidar un equipo multidisciplinar asentado en los países bálticos y España para presentar una serie de reportajes multimedia.
  • Permitir que periodistas que han tenido que huir de Bielorrusia puedan seguir informando y haciendo periodismo.
  • Publicar estas historias en español para que sean accesibles a las audiencias de habla hispana.

«Queremos contar cómo viven la guerra las poblaciones de frontera y también qué pasa a nivel país, cuáles son las decisiones de los gobiernos para alejarse a Rusia o acercarse como en el caso de Bielorrusia».

Los periodistas del equipo llegarán hasta los siguientes puntos para contar sus historias:

  • A Kibartai (Lituania) para entender qué pasa en Kaliningrado, el enclave ruso que está en Europa.
  • A Narva (Estonia) para hablar de los refugiados ucranianos que fueron evacuados a Rusia y avanzan hasta esta frontera para entrar a Europa.
  • A Vaalimaa (Finlandia) para hablar de la huella rusa en este país que espera ser parte de la OTAN.
  • A Riga (Letonia) para hablar de “la pequeña Moscú” por ser la ciudad donde se han asentado todos los refugiados rusos; Minsk (Bielorrusia), el único aliado del Kremlin en la región.
  • A Transnistria (Moldavia), que es un pedazo de tierra que defiende su pasado soviético y busca su independencia.

El equipo

El equipo periodístico está integrado por Hanna Valynets, con base en Lituania; Nasta Zakharevich, con base en Letonia y Estonia. En Madrid están Soraya Constante, Edu León, Angela y Amelia Serraller y Ángela Verge.

Nasta Zakharevich y Hanna Valynets son periodistas bielorrusas que tuvieron que huir de su país después de 2020, cuando Aleksandr Lukashenko fue reelegido en medio de protestas y sospechas de fraude. Zakharevich fue apresada y el medio de comunicación para el que trabajaba Valynets fue perseguido por el régimen de Lukashenko, y ambas decidieron que no podían seguir ejerciendo su profesión en su país y se refugiaron en los países bálticos.

Soraya Constante y Edu León tienen una trayectoria de casi dos décadas entre Latinoamérica y España. Han cubierto, sobre todo, migraciones y crisis humanitarias. Su trabajo ha sido publicado en medios internacionales como El País, New York Times, Univisión, Vice, Gatopardo y 5W. También impulsan proyectos colaborativos independientes y son parte de una organización que defiende la libertad de expresión en Ecuador.

Amelia Serraller es traductora y filóloga con amplio conocimiento de mundo eslavo, y Ángela Verge es periodista con 20 años de experiencia y profesora de periodismo digital.

Los editores del fronterad que se unen a este proyecto son: Laura Marta, Cristina Jiménez Orgaz, Carlos García Santa Cecilia y Alfonso Armada.

⇒Más información y cómo colaborar aquí.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

novedades

  • el insaciable hombre arañaOut of stock
  • cubiertanievesmuriel##14 9defaf maquetación 1Out of stock
  • 9788412472967Out of stock

ensayo

  • cartas en torno a manolo millares, pablo palazuelo y otros. una correspondencia (2018 2022) entre alfonso de la torre y joan gómez alemanyOut of stock
  • 9788412348576Out of stock
  • cuaderno de viaje al país natalOut of stock