Entradas en la Categoría

Blog del autor

Nuestra realidad es conocida solo como un mito Mito común a todas las culturas y tiempos desde que se tiene memoria, desde que existen escritos o leyendas. Cuando se vive y la vida …

Las vi al pasar. De niña tenía muchas; a mí me gustaba más el Scalextric que tenían mis primos. Creo que casi cada año, el regalo de Reyes eran muñecas, nunca unos coches que corrían …

Al oír cómo me llamaba pensé que esa señora se había equivocado. Pero me estaba mirando directamente a mí, sin lugar a dudas. A mí. Esperando que reconociese un error, mantuve su mirada. Pero ella …

Iluminada Cuando el camión entró en la plaza lleno de cajas cerradas nadie podía imaginar la repercusión que tendría; nadie le prestó atención. Discreto, más grande que pequeño, sin publicidad de productos ni …

En Palma de Mallorca hay una librería muy muy singular, tanto, que es, además —pueden leerlo dos veces, vamos a cobrar lo mismo—, una peluquería. Tal cual. Están especializadas en poesía, con un fondo …

Con motivo del Sexto Encuentro de Editores Inclasificables, que se celebrará en la biblioteca pública Casa de las Conchas de Salamanca los próximos días 29 y 30 de septiembre y 1 de octubre, …

Manuela Partearroyo, una de las libreras de la librería Los editores, nos explica qué es esto de El club de las editoras que se han inventado, cuya próxima sesión se celebrará el el próximo martes 26 …

Nhung ayuda por las tardes en el arrozal, pero aún es una niña y, de vez en cuando, mientras regresan a casa, se esconde entre las plantas que bordean el camino, o se …
La puerta de Tannhäuser

Los libreros Álvaro Muñoz y Cristina Sanmamed, de La puerta de Tannhäuser, Plasencia, sobre el Primer concurso de relatos La puerta de Tannhäuser, dotado con un premio de 1.000 € «Llevábamos tiempo pensando en la posibilidad …

Matices Cuando le conocí pensé que olía a hierbabuena. Recordé un té delicioso y aromático. Su sonrisa disparó mi imaginación; su carácter, una alarma. Ojalá me hubiera equivocado. Estaba disfrutando de mi soledad …