Entradas en la Categoría

Sin categoría

Que no se trata solo de leer La semana pasada volvimos a reunirnos en torno a un libro en Enclave de libros. Librerando. Leemos, comentamos, y luego nos vamos al bar de al lado para seguir y por no abusar —más— de la librería que nos cede su espacio. No nos lo pasamos mal, es la pura verdad. …ecos de ese otro mundo misterioso e inmenso por el que el autor siente un «doble y contradictorio sentimiento de fascinación y

La verdadera compasión Les ha parecido a algunos buenos amigos que este libro que tienes en la mano, lector, bien podría y hasta debería reeditarse. Total, desde su publicación en 1996, sólo han pasado ¡veintitrés (23) años!… Pero sí, vamos a aceptar que ésta sea una ocasión oportuna no tanto para complacer el amor propio de su autor, sino para repensar un sentimiento o una virtud que nunca serán suficientes para calmar el sufrimiento de los que nos sabemos mortales:

[ miento   (a)cuerdo :hablo la resaca del mar —furia repentina— casi no nos deja salir. ya en la orilla, desnudos, junto a dos peces muertos —asfixiados al tragarse dos bolsas de plástico y cuyos vientres al reventar muestran las vísceras aún tibias— respiramos con dificultad y agitación. no hace frío. luz gualda y gris. cielo pálido y translúcido. entre pardas nubes, dudas. estéril holocausto. escamas acromáticas adentrándose en nuestros ojos. pesadez muda del instante. dionisiaca sombra, mar color vino. lo

El tema La idea surgió anoche, durante la cena. Acabamos en la Encomienda, que es un lugar que me chifla: poquitas cosas en la carta, que van cambiando. Todo muy muy rico. Habíamos ido a ver Las canciones de Pablo Messiez [Teatro Kamikaze. Calle Embajadores, 9. Madrid]. Charlábamos sobre la obra; yo encantada con todo ese ruido, la estridencia, los actores, el texto, la gran Nina Simone, central, poderosa, los chavales bailando, el teatro en pie; había disfrutado de verdad un
Juan Bohigues

El camarero del Café Comercial convierte en novela las historias de sus clientes Por Pablo Gil Como tantos escritores y actores, Juan Bohigues es camarero. Pero no uno cualquiera. Juan atendió durante 24 años en el Café Comercial de Madrid, un local elevado a la categoría de santuario por su memoria, es decir, por su nostalgia. Salió de allí con sus pertenencias en una bolsa, como el resto de la plantilla, el 27 de julio de 2015, cuando el café más antiguo

¿No te gusta comprar en una página web? ¿Te gustan más las librerías? ¡A nosotros también! ¿Deseas que haya muchas, que prosperen y que no cierre ninguna más? ¡Como nosotros! Indícanos qué librería de todas estas te queda más cerca cuando hagas tu pedido online. Se lo enviaremos a tu librero junto con el importe correspondiente, igual que si lo hubieras comprado allí, donde podrás recogerlo dos o tres días después de haber hecho el pedido en nuestra web. Nosotros nos ocupamos del

Siete semanas en Irán. Por Patricia Almarcegui Un libro tuvo la culpa. Fue un libro de viajes por el mundo oriental de Edward Said, el mismo en que basó su tésis doctoral, el que inspiró la carrera de Patricia Almarcegui, quien conoce de primera mano el mundo árabe; ha vivido en Egipto, Yemén, Omán, Túnez, India, Líbano, Siria o Irán. Ha convivido con su gente. Viaja mucho, y siempre acompañada de libros y un cuaderno donde anotar sus experiencias. Su

Entusiasmo por la poesía En Sabina Editorial volvemos del verano con más poesía. A finales de septiembre sale publicado el próximo libro, que será el cuarto, de nuestra Colección Mínima de poesía: Con Hilos de olvido, una selección de poemas de Maria-Mercè Marçal en edición bilingüe catalán-castellano. En los poemas de de Maria-Mercè Marçal (1952-1998) encontramos la llamada recurrente a una «lengua nueva para nombrar lo que hasta entonces no había sido nombrado: «Ávidamente recorro con la lengua / el contorno

Mata las horas en una silla blanca de plástico que quedó arrinconada en el balcón por falta de espacio, lleno de bicicletas, pelotas, triciclos, motos y plantas amarillentas. Sale con la excusa de no fumar delante de los niños. Ahora vuelvo que voy fuera. Se enciende un cigarrillo y lo absorbe con rabia. Detesta su vida. Lo sabe todo el mundo aunque nadie lo diga. Mira a los niños desde fuera. La niña molesta al grande, que toquetea el portátil