Entradas en la Categoría

¿Por qué este Libro?

Estas treinta historias hoy son tuyas. No busques en estas páginas un libro de poesía al uso, porque no lo encontrarás. He querido huir de florituras y disfraces: para hablar de amor o de la ausencia del mismo, de la vida, de la enfermedad, de los miedos que nos condicionan o de la libertad no hace falta más que ir a lo más auténtico de nosotros mismos, a aquello que nos hace emocionarnos. Al latido.

Preocupado por encontrar un lugar —«el lugar» como humano, intelectual y húngaro— se lanza a la búsqueda de un conocimiento universal a medio camino entre lo filosófico y lo teológico. Así, la historia de El hijo de Virgil Timár destaca la dualidad de la vida humana, en la que detrás del rostro humano visible hay huecos y profundidades.

En 1959, Jorge Oteiza abandona la escultura y se entrega de lleno a la investigación estética y lingüística. La palabra se convertirá a partir de ese momento en su herramienta de trabajo plasmándose en diferentes publicaciones, siendo una de ellas —Quousque tandem…! (1963)— de referencia obligatoria para el análisis del corpus oteizano.

Como en aquel entonces no conocía del amor nada más que su fama, no sospechaba que quien tiene la bendición de sufrir esa tormenta no llega a sentir una felicidad más grande que la de un cautivo. Y que, si tal cautiverio un día se termina, dolor más grande no sería capaz de sentir

¿Y si reinterpretar Hamlet fuera una oportunidad para hablar de la propia ceguera, de la irresistible pasión por el teatro y de la crisis creativa? ¿Y si en cada Hamlet se pudiera volcar la historia de tu pareja y la particular relación con el padre? ¿Y si la invidencia, como en el caso de Gianfranco Berardi, no supusiera un impedimento físico sino una herramienta para desenmascarar las vanas apariencias de la realidad?

Las páginas de este libro se cierran igual que se abrieron, con la desconsolada visión de una patria que muere. Pero, ¿Qué es —hoy, aquí, para una mente únicamente labrada por la paideia contemporánea— una patria? La extrañeza nos expulsa de la pregunta.

Si lee despacio y con inteligencia a Homero, a Lucrecio, a Shakespeare, a Cervantes, a Montaigne y a Rabelais habrá conseguido más salud espiritual de la que habría obtenido después de tres años en la universidad. Si fuera usted, sería muy ecléctico en mis lecturas. Intentaría dejar atrás el gusto por escritores que no son del todo de primera fila; entre ellos situaría sin duda a Belloc, Chesterton, Flecker y Rupert Brooke

Cuando el año pasado publicamos los Enigmas de La Casa del Placer, le pedimos a Milagros Rivera que escribiera un libro sobre Sor Juana y su relación con la Condesa de Paredes, virreina de México, el amor de su vida y a quien dedicó su poesía lírica. El entusiasmo crecía a medida que Milagros nos iba contando la historia de la vida de Sor Juana, y de la Condesa, mientras investigaba y buceaba en archivos para preparar esa joya de edición exclusiva que hizo para Sabina.

Estamos en el año 1942, en los confines orientales de la Polonia ocupada por los nazis. Dos hermanas judías huyen del gueto de una pequeña ciudad. Son jóvenes, ni siquiera han cumplido veinte años, y tienen que atravesar un entorno hostil, hacer frente en solitario a unos acontecimientos que amenazan con atraparlas y devorarlas. ¿Otra novela sobre el Holocausto?, dirán algunos. Sí y no. Frente a la reciente proliferación de novelas que se enmarcan en el Holocausto, pero que no parten de una experiencia propia, El viaje es una novela autobiográfica que intenta reconstruir las vivencias de la autora y convertirlas en gran literatura.
Else Marie y los siete papaítos

Si por algo se caracteriza la literatura infantil sueca es por la ausencia de prejuicios a la hora de abordar cualquier tipo de tema, un aspecto que valoro especialmente en la literatura para niños y que me parece vital, necesario, para crear futuros lectores críticos y librepensadores. Las obras valientes y arriesgadas (tanto en la literatura para adultos como en la dirigida al público infantil, en