Entradas en la Categoría

¿Por qué este Libro?

Extraña para mí. Una vida en una nueva lengua

¿Por qué este libro? Extraña para mí. Una vida en una nueva lengua (Lost in translation), de Eva Hoffman. Por Katarzyna Olszewska, editora de Báltica La primera vez que leí Extraña para mí. Una vida en una nueva lengua (Lost in translation), de Eva Hoffman, sentí que había un libro que resumía a la perfección todos esos sueños y pesadillas que llamamos Europa del Este. El sueño de la búsqueda de libertad y la pesadilla del exilio; el sueño de

¿Por qué este libro? Las minas de Salomón, de Eça De Queirós. Por Pilar Ramos Vicent, editora de La Umbría y la Solana. En el año 1889, Eça de Queirós publicaba por capítulos en la Revista de Portugal la traducción de King Solomon´s Mines, que el escritor inglés Rider Haggard había escrito unos años antes y que había cosechado un enorme éxito en el mundo anglosajón. Entre el público portugués tuvo también una amplia aceptación, prueba de ello es que
Sor Juana Inés de la Cruz

n este libro da muestra de esa genealogía femenina sumando un eslabón más. Es una apuesta política y estética en lenguaje femenino. Un lenguaje rico, colorido y punzante, con requiebros y giros inesperados. Indaga desde la experiencia concreta  que la trajo un verano a Madrid para hablar del amor, del dolor, de la explotación, de la ternura y de la belleza. Para cantar lo visible y desvelar lo que no se ve.
Roma

¿Por qué este libro? El peso de Dios, de Paolo Sorrentino. Víctor Olcina, editor de Stirner Lo reconocí por primera vez una tarde de noviembre cuando apenas acababa de culminar el ascenso al punto más alto del Gianicolo. Estaba solo y exhausto y la oscuridad lo envolvía todo. En la lejanía, sólo algunos puntos de luz insinuaban el perfil de las cúpulas y los tejados de Roma. Me acomodé sobre un banco y me llevé los dedos al bolsillo de la

¿Por qué este libro? La Bestia Colmena, de Pablo UndDestruktion. Eduardo Hurtado, editor de Hurtado y Ortega En Hurtado & Ortega siempre hemos admirado a Pablo UndDestruktion como cantautor, como singular referente de la música actual en castellano. Por sus letras, por su oscuridad, por su compromiso. Por ser alguien que canta a los desheredados, a los secos, recios y apaisanados, al busero español. Y a los cangrejos. Por su inquebrantable defensa del amor, de la respuesta incómoda, de los Picos
Pilar Martín Gila

¿Por qué este libro? La cerillera, de Pilar Martín Gila. Lorena Carbajo Castro, editora de Bala perdida Ya el título me evocó el famoso cuento de Andersen y algo se removió en mí, el recuerdo de cuando yo era niña y leía o bien escuchaba ese trágico cuento en el que asistimos a la última noche del año en el que una niña muere de frío ante la mirada invisible de los que la rodean. Ya de pequeña me conmovía, me hacía
Nieves Muriel

n este libro da muestra de esa genealogía femenina sumando un eslabón más. Es una apuesta política y estética en lenguaje femenino. Un lenguaje rico, colorido y punzante, con requiebros y giros inesperados. Indaga desde la experiencia concreta  que la trajo un verano a Madrid para hablar del amor, del dolor, de la explotación, de la ternura y de la belleza. Para cantar lo visible y desvelar lo que no se ve.
Mihály Babits

Siempre he creído que greylock y Babits estaban destinados a encontrarse, estos tres versos de La oración de Jonás, de 1941, resultan, cuando menos,premonitorios: «Yo también, antes de desaparecer, podría encontrar en una Ballena eterna cuyos ojos son ciegos mi vieja voz acostumbrada, mis palabras engalanadas».
Antal Szerb

Óliver VII, la última novela de Antal Szerb, puede parecer en principio una comedia ligera cuya fluida lectura aumenta esta sensación. Sin embargo, si bien debido a ello pudiera pasar incluso como su primera obra si las comparamos con las anteriores, contiene un poso de tristeza y madurez que condensa todo el pensamiento de un prolífico crítico, traductor, antólogo, ensayista y novelista como era Szerb lo que, en cierto modo, la recoloca de nuevo como cierre —evidentemente involuntario debido a su muerte en un campo de concentración en 1945— de un corpus literario que siempre ha tenido como fondo Hungría, y por extensión la vieja Europa.
Venecia

En una ocasión dijo Frank Sinatra: «No se equivoquen, yo no vendo voz, yo vendo estilo». Alvise Contarini no es un historiador academicista ni un erudito a la violeta ni mucho menos un costumbrista memorioso. Pasea errabundo por las calles acanaladas de la Serenísima, ligeramente atildado, con una flor o un pañuelo florecido en la solapa, un traje por lo general claro, siempre acorde con el termómetro que marca el cielo intenso que asoma por encima de la Salute. Contarini se toma su tiempo antes de salir a la calle.