Entradas en la Categoría

Comenzar a leer

John Kinsella es una fuente órfica, un prodigio de la imaginación… con frecuencia me hace pensar en John Ashbery: fecundidad increíble, eclecticismo, y una postura que funde populismo y elitismo en audiencia poética… Estamos ante el comienzo de lo que profetizo ser un arte mayor. Harold Bloom Trigales en llamas, cráteres de sal, relámpagos como alambres de púas, nieblas linfáticas, loros con picos capaces de cortar tornillos –he aquí una reminiscencia de la Australia rural, no obstante, un poeta sin temor a honrarla con toda la fuerza de su lenguaje. Les Murray

En este libro (en edición bilingüe gallego-español), Suso Díaz reflexiona sobre la paternidad y el paso del tiempo tomando como excusa el vigésimo cumpleaños de su hijo. Se trata de un poemario repleto de sensibilidad y delicadeza que confirma a Suso Díaz como una de las voces más interesantes de la poesía gallega actual.

Ángela Figuera Aymerich (1902-1984) quiso llegar con su poesía a todas aquellas personas que se acercaran a su obra, y lo consiguió con una voz propia, un tono en el que dominó la hondura y la ironía, el registro culto y el giro coloquial, el canto lírico y la denuncia social. Coetánea y amiga de poetas como Carmen Conde, Blas de Otero o Gabriel Celaya, esta gran poeta fue publicada en su momento, pero todavía no ha sido suficientemente reconocida y, de hecho, como tantas autoras de su época, sigue sin estar en los libros de texto. Se rebeló a su manera, cuestionando los modelos que imponía la sociedad en la que vivió. Tuvo que publicar Belleza cruel (1958) en México a causa de la censura franquista. La trayectoria vital de esta autora refleja su compromiso con la historia política de su país y de su tiempo: antifranquista, escritora en un mundo dominado por hombres y defensora del papel social de la mujer. Con su poesía y su personalidad tendió puentes entre generaciones y entre poetas de un lado y otro de la península y del océano.
Yoko Tawada

«Gracias al Warsaw Express llegué al “Berlin Zoologischer Garten” [Zoo] y descubrí una ”B“ en ”Berlín“, una ”C“ en “Zoologischen” y una “A” en “Garten”. El alfabeto siempre me recuerda a Oriente Medio. Vilém Flusser escribió: “La A sigue mostrando los cuernos del novillo sirio, la B las cúpulas de la casa semítica, la C (G) la joroba del camello en el desierto de Oriente Próximo”». Yoko Tawada
La amistad según Epicuro

«De todos los bienes que la sabiduría procura para que la vida sea por completo feliz, el mayor con mucho es la adquisición de la amistad».

Tras la Quinta Expansión de los Conquistadores de Universos, Cristal XVIII fue el último planeta que se conquistó. Tan lejos de un sol que toda la superficie del planeta era una capa de hielo. Se utilizó como Explotación Minera. Allí los Conquistadores enviaron a los Décimo de Géminis; una rama inferior de la familia real. Solía hacerse así con los planetas secundarios. Una estancia temporal y vuelta a los Planetas Administrativos. Así que pasado el tiempo previsto, y tal como
Anna Dodas i Noguer

Anna Dodas i Noguer (1962 – 1986), poeta y escritora de enorme talento, es una de las voces más singulares de la poesía catalana, truncada demasiado pronto por una muerte trágica. La obra de Anna Dodas transmite con su intensidad y su crudeza una incomodidad existencial y muestra, a pesar de su juventud, un alma convulsa por el dolor. Se dio a conocer como poeta en 1986 cuando obtiene el premio Amadeu
Orangerie

Valentina Varas es una de las autoras que, dentro de pocos años, se convertirá en un nombre fundamental de la poesía en español. Un talento extraordinario. En sus manos, hasta lo más nimio se convierte en poesía. Extrae literatura de las realidades cotidianas, que dejan de convertirse en vulgares después de pasar por su filtro. Los lectores atentos de poesía no deberían perdérsela. Valentina Varas nació

  2.1. ACONTECIÓ ALGO DE INACONTECIBLE. Mi situación es peligrosa. No tengo buenas impresiones de las cosas: me impresiono fácilmente. Otro era yo cuando no coincidía con las circunstancias. ¿Por qué eso? Eso no es cosa que se haga. Nada me justifica. Estoy a disposición de todo. Yo era tanto, tanto hace: ¿cuánto tiempo estoy hablando deso? Pura perdición de ilusión. Brasilia nunca va comenzar a ser viable. Sólo de lo que hablo, hablar: mi mitología, mi lógica. ¡Para qué
Sor Juana Inés de la Cruz

Los Enigmas de La Casa del Placer con veinte acertijos o adivinanzas cada una de la cuales es una redondilla, es decir, una estrofa de cuatro versos que riman en redondo, el cuarto volviendo al primero, al modo de la alegría femenina, la que dice otra cosa con otra cosa sin perder el origen.