Entradas en la Categoría

Comenzar a leer

Claudio Naranjo

Dicen que cuando el discípulo está preparado, aparece el maestro. Esto fue lo que sentí en mi recién estrenada maternidad, cuando empecé a leer los libros y a ver las conferencias de Claudio Naranjo. Su discurso filosófico pero
CD Wright

Si me concedes que casi todos tenemos una naturaleza equívoca, y que cuando despertamos no nos hemos decidido sobre dónde iremos; de tal manera –podrías ver a un hombre conduciendo al trabajo con una casmisa libre

Hoy lo he vuelto a leer en el periódico y de nuevo me he sorprendido. Mejor dicho: me he asustado. La ceguera de ciertas personas ante su posición de privilegio me sigue provocando estupefacción y, con el paso de los años, cada vez m
https://catalogo.librerantes.com/ilustrados/729-el-ejercicio-segun-marco-aurelio-9788494858116.html

El dolor es un mal o para el cuerpo —y en este caso le toca al cuerpo decirlo—, o para la mente. Pero la mente tiene la capacidad de mantener la calma y la serenidad y no juzgarlo como un mal. En efecto, todo juicio, todo impulso, deseo o aversión nace
El triunfo del huevo-Sherwood_Anderson

Cuenta la historia… No puedo contarla. No tengo palabras. La tengo casi olvidada, pero a veces la recuerdo. Trata sobre tres hombres que estaban en una casa en una calle. Si pudiera pronunciar las palabras, cantaría la historia. Se la susurraría al oído a mujeres…

Porque la revolución solo es transformadora si se hace en el espíritu. No es lo mismo cambio que transformación. Tampoco es lo mismo aceptación que respeto. Sin embargo, son conceptos que ciertos intereses espurios
sexo

Malos principios A TODOS los que siempre me dijeron que aquellos terremotos me harían resistente a futuros temblores, les digo: clavaos un cuchillo                   en una cicatriz y avisadme         cuando deje de sangrar. Escombros está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Pero en la metrópoli hay cerezas. Cerezas grandes y brillantes que las muchachas se ponen en las orejas como si fueran aretes. Muchachas bonitas como solo las de la metrópoli suelen ser. Las muchachas de por aquí no saben cómo son las cerezas, dicen que son como las grosellas. Aunque lo sean, ellas nunca se ponen aretes de grosellas mientras se ríen unas con otras como lo hacen las muchachas de la metrópoli en las fotografías. Mamá insiste para que papá se sirva un poco
Pesadilla

Por Teresa Rodríguez Montañés, escritora e investigadora y experta en Derecho penal y Derechos Humanos No es fácil hablar de porno en la forma desnuda en que Ran Gavrieli lo hace. Lo primero que sorprende en su discurso es esa desnudez: el reconocimiento de su propia vulnerabilidad ante el porno y su decisión de abandonarlo y combatirlo. Este profesor de universidad, especialista en estudios de género y educación sexual, y activista de los derechos humanos, se presenta ante el mundo

Al principio se quiso enclavar a Émile Michel Cioran en el movimiento existencialista, pero el existencialismo, pese a su dureza, perseguía algún propósito moral, alguna forma de compromiso. Cioran, para quien Sartre era «un hombrecillo de ideas y vida patéticas», y que dijo del terrible Eclesiastés bíblico que le parecía «demasiado ingenuo», excavaba aún más hondo, quería (o no podía evitar) llevar la negación y la duda hasta sus últimas consecuencias: desenmascarar a todos los ídolos, demoler todas las ilusiones, no aferrarse a ninguna certeza. Para él, toda la filosofía