Entradas en la Categoría

Comenzar a leer

01aqpzek

  Bienvenidos al libro de mi archienemiga. «Rival» sería una palabra más amable, pero seamos sinceros. En 1991, en la cocina de Tom Spanbauer, cuando todavía éramos todos principiantes del taller de escritura …

La razón Estos poemas fueron escritos durante el año 2015 a partir de conversaciones que tuve con mamás en la puerta de la escuela donde van mis hijos. Personas con las que comparto …

Qué se puede esperar de Dios cuando nunca le has rezado o si solo lo hiciste engañada por los curas que te dijeron que no tocases ni por causalidad la piel de los …

El 28 de marzo de 1939, en la página 4 del ABC madrileño —el que se publicaba en la zona republicana—, apareció un breve aviso en la sección de «Anuncios por Palabras»: «10.000 …

  El día que mi hija nació muerta, después de sostener ese futuro tierno e inerte de labios rosados en mis brazos temblorosos, mientras le cubría la cara de lágrimas y besos; después …

Paolo Febbraro (1965) vive en Dublín, aunque por motivos laborales pasa trescientos días al año en Roma. Es autor de cinco…

  21 LIMPIEZA A DOMICILIO Estoy esperando a que llegues, mires y camines por toda la casa como antes de desordenarla. Esperándote a que vuelvas para parecer de nuevo alguien bueno y pienses, …

Terror cristiano La señorita María Jesús tenía un tío que se había suicidado. Era viejo y vivía solo y se había ahorcado. O se había ahorcado porque era viejo y vivía solo. La …

¿La conciencia es realidad o ensoñación? ¿Sueño o pesadilla? Entre los versos de la poeta italiana Laura Garavaglia se cuelan todas las dudas que la ciencia, y más concretamente la física, suscita en nosotros a la hora de describir el universo que nos rodea. En cualquier caso, no estamos ante un libro hermético sino lúcido, en el que la experiencia personal, la sensibilidad y la honestidad de la autora hacen de La simetría de la nuez un camino de luz en medio de las sombras del mundo actual.

En escena, Bárbara interpreta a Maggie, protagonista de La gata en el tejado de zinc, de Tennessee Williams. —Yo… yo… por desgracia he sido tremendamente pobre toda mi vida. Esa es la verdad, …