Entradas en la Categoría

Comenzar a leer

girls legs

«Y entonces caí en la cuenta del enorme cambio que ahí había.» A Chloe, una mujer, se esperaba siempre que le gustara un hombre, pero resulta que no es así. El título y la cita son de Virginia Woolf
yellow house green window

Este libro es una canción en que la música dice y la palabra canta. Las gotas líricas que componen el Nuevo orden de las cosas condensan la experiencia de los días: los vividos, los soñados, los leídos
b&w window

Estimo que no es necesario compartir la fotografía. Aparecemos tres pacientes y un señor sin pelo en bata blanca anotando nuestras ocurrencias en un papel. Sentado, el profesional…
kiss4785

En progresión Juraron que su amor sería para siempre, pero la eternidad duró menos de lo acordado Tantas noches dijeron que se querían, que dejaron de escuchar el amanecer cuando apareció tan solo …
otoño

El poeta Georg Heym formó parte del círculo alemán de literatura expresionista Der Neue Club, donde dio a conocer su poesía a los jóvenes escritores y artistas de la época
limpiando el suelo del vaticano

A partir de una conversación con Antonio Miranda Regojo «Toda poesía es hostil al capitalismo», escribió Juan Gelman. «Fregando el suelo del Vaticano» es el título de la serigrafía de Antonio Miranda Regojo …
el infarto del alma 4

Diario de viaje (Viernes 7 de agosto de 1992) Días antes he visto las fotografías. Ahora viajamos con Paz Errázuriz en dirección al hospital siquiátrico del pueblo de Putaendo, un hospital construido en …
el terrorista negro tierno monénembo

El terrorista negro. ¿Le han dicho que antes de su llegada a Romaincourt, aquí nadie había visto nunca a un negro, salvo el coronel que lo sabía todo del corazón de África y del vientre de Oriente? No, ¿verdad? ¿Usted ha oído hablar de todos modos del alboroto que reinaba en aquellos tiempos por culpa de los boches
thomas paine

Hablar de Thomas Paine es hablar, a un tiempo, de valentía atemperada con buen juicio, de valor tanto físico como mental, de visión de futuro y prudencia acompañadas de una incondicional generosidad
cubierta el infarto del alma

Te escribo: ¿Has visto mi rostro en alguno de tus sueños? ¿Aparezco en tus sueños serena o reprochándote por las abrumadoras faltas que contiene el pasado? ¿Sufres al despertar o te entregas a …