Entradas en la Categoría

Comenzar a leer

Este libro recoge poemas de algunas autoras que se han inspirado en Emily Dickinson, desde Susan Huntington Dickinson en el siglo XIX hasta hoy. Compone un juego de espejos que empareja los versos de cada autora con los de Emily, a la manera de un diálogo poético. Tenía intención de / escribirte Emily, dice Susan en el primer poema. Para cada uno de los poemas de las autoras seleccionadas, las editoras hemos elegido y hemos puesto a su lado un poema de Emily Dickinson. Son poemas que por una palabra o un verso, nos han evocado una posible hermandad. Jugamos con palabras de todas ellas e invitamos a quienes las lean a participar en este juego de dejarse tocar por la inspiración y la intuición para oír cantar a dos voces e imaginar un diálogo sin fin entre Emily Dickinson y otras, Emily Dickinson et aliae.

En este ensayo, Urbano parte de la idea del dolor individual como motor en el progreso de la especie. De una forma humorística y erudita nos muestra a la enfermedad como un dolor universal desde el que progresa la intelectualidad y el fenómeno estético.

Cuentan muchos poetas que la poesía nació del siguiente modo: sonaba en sus oídos una frase musical insistente, al principio inconcreta y luego precisa, pero todavía sin palabras, y en algún instante, a través del fraseo musical, brotaban de pronto las palabras y comenzaban a moverse los labios. Más musical que mental, el hilo poético se cruzaba con el musical y de ese fraseo advenía el canto.

Basada en su propia peripecia vital, pero narrada desde la perspectiva de un tiempo distante a los hechos, esta novela ofrece una visión claramente femenina y muy alejada de los cánones e imágenes habituales que dominan la literatura del Holocausto o Shoá.

Tenía razón mi padre ́«mbarat’ nu’ mstier’, ́mbarat’ nu’ mstier’», que en danés quiere decir aprende un oficio, «si no, hijo mío, ¿qué vas a hacer?» Papá, pero yo quiero ser actor.

En Manca Terra hay un posicionamiento político. Aquí la fe en los árboles y en el lenguaje de la invocación, de la poesía, se entiende como sostén y medio de prolongación del individuo y de la sociedad. Se plantea así una forma de resistencia discreta pero profunda, basada en la palabra y vinculada a los árboles, que generan el oxígeno imprescindible.

El euskera es el hilo conductor en este proyecto —que parte en formato de cuento— como lenguaje expresivo y como lengua pero, sobre todo, como vehículo de construcción artística al partir del pensamiento crítico y la obra de Jorge Oteiza. De esta forma, esta obra-libro busca mostrar la profunda relación de la fuerza de las palabras (lengua vasca, literatura, poesía, el arte de contar historias, la transmisión oral) con la mitología y el arte.
Nieves Muriel

Desde que escuché a Nieves Muriel leyendo poemas de su libro Carta de la Sirena, quería publicar algo suyo. Cuando después la conocí personalmente, hubo una conexión inmediata. Te lleva de la mano a transitar por sus poemas con una prosodia de reminiscencias orientales, que recoge la poesía culta y la tradición oral, reivindicando la sabiduría de generaciones de mujeres, una herencia que continúa en ella.
Presentación de la tercerantolojía en Sala Réplika

Yo compraré algunas ovejas y todas las demás cosas que al pastoral ejercicio son necesarias, y llamándome yo ‘el pastor Quijotiz’ y tú ‘el pastor Pancino’, nos andaremos por los montes, por las selvas y por los prados, cantando aquí, endechando allí, bebiendo de los líquidos cristales de las fuentes, o ya de los límpidos arroyuelos o de los caudalosos ríos.

En el huerto, el ave real gañe angustiada, enloquecida. La doncella se ampara en el pecho del poeta; rechinan los dientes del paralítico; retroceden, sobrecogidos, los amigos, y el perro se abalanza sobre el hombre espantoso y el ataúd vacila y cae retumbando. Dañan sus golpes como si dentro de las tablas se rompiera un cadáver.