Entradas en la Categoría

Portada

Esto NO es un club de lectura —Pero esto, si NO es un club de lectura, ¿qué wtfu.-*kt es…?  Pues… lo que nos gusta es leer. Y los libros, las bibliotecas y las librerías, la gente, incluso la gente que no lee, cuando sonríe, también cuando se echa a llorar, porque esto a veces no hay quien lo aguante, da igual, nos gustan los libros, las librerías, digo, mezclarnos, las bibliotecas, compartir, charlar, escuchar, vernos, tomar café y vino y té, ese

Lídia Jorge es un nombre imprescindible de la literatura contemporánea en lengua portuguesa y, gracias a las numerosas traducciones de sus obras, goza de una amplia recepción entre los lectores españoles, así como de una gran acogida más allá de las fronteras ibéricas y europeas. En 2014, publicaba Os Memoráveis, fraguada en torno al olvido en que cayeron algunos de los nombres que hicieron posible la
Amapolas en octubre

Lectora, escritora y librera. Hablamos con Laura Riñón. Se trata de Amapolas en octubre. En el número 60 de la calle Pelayo, Madrid. La primera foto —va también aquí, es la dejo en color— se la hice a Laura, lectora en ejercicio, recientísima librera de profesión, sin que se diera cuenta. Sin darme cuenta tampoco yo, apunto; como soy miope no alcancé a ver el cartelito, «Amapolas en octubre», hasta casi alcanzar la puerta de esta librería tan, digamos, particular.
Librerantes está de vacaciones (2)

Que no nos vamos del todo Nos quedamos para poder seguir enviando los libros que necesitéis. Puedes consultar todo nuestro catálogo aquí Gracias…

Blaise Cendrars pertenece a esa categoría de escritores a quienes aterrorizaba constatar que la mayoría de los hombres se detiene al borde de la vida. Sabía bien que, por regla general, morimos en la infancia de la personalidad. De ahí su obsesión por vivir, por una vida extática, colérica, generosa, desbordante, sedienta de ponerse a prueba en todos los caminos del mundo. Su afán llegaba a tal extremo
Campos elíseos

Subiendo por la avenida de los Campos Elíseos, tanto a dere­cha como a izquierda, cualquier persona que toque una de esas puertas giratorias, que son como innumerables desembocaduras en la ciudad que se precipitan sobre el gangsland y que funcionan como las vento­sas, se queda atrapada y pierde el equilibrio antes de haber dado una vuelta entera sobre sí misma. Es un drama vertiginoso que discurre en un
Paco Montero en Librería Altazor

Abrimos esta nueva sección de la revista con Paco Montero, librero de la Librería Altazor de Majadahonda, un lugar en el que, como ellos mismos dicen, «Si te gusta leer y te gustan los libros te sentirás como en casa».

En primer lugar porque este libro es un soplo de aire fresco por su original y cómica propuesta, capaz de presentar de forma novedosa y atrevida temas serios, comunes, propios de la infancia. Desde la perspectiva infantil, Pija Lindenbaum dibuja un alegre y divertido retrato de una familia poco común, y lo hace con maestría y equilibrio a través de texto e imagen. De Else-Marie y los siete papaítos nos
Javier Rodríguez

Compartimos la nueva entrega de la serie de entrevistas a libreros, esta vez con javier Rodríguez [la Librería de Javier], por María Luisa Fuentes, en el blog de La umbría y la solana***«Tendrá futuro quien monte una librería por pasión, no por ganar dinero».¿Los españoles nos interesamos poco o mucho por Portugal y su literatura?Yo creo que no. Leemos mucha literatura italiana, francesa, inglesa… pero
La parte que falta

Puede que esta noche tu plan sea contar un cuento para dormir a un niño, tu intención sea dejarte llevar por las figuritas de una pelota rodando con ritmo infantil, y que, de pronto, te des cuenta que esa fábula minimalista te ha removido a fondo. ¡Cuidado! Si tienes despierto a tu niño interior, o si eventualmente le sacas a pasear de su letargo, La Parte que Falta puede inflamar la fibra sensible y