Entradas en la Categoría

fila2

Sor Juana Inés de la Cruz: Enigmas de la casa del placer (o una manera de ser libre y mujer) [Nos hacemos eco de un texto publicado en La voz de la tribu. Lo firma Alejandra Atala] Reverente a Vuestras plantas solicita, en su disfraz, no daros que discurrir sino solo que explicar. Dedicatoria, Sor Juana Inés de la Cruz Trata de una, dos, tres, hasta de ocho monjas portuguesas, que afortunadamente de amor no murieron y que en cambio y

Tras la Quinta Expansión de los Conquistadores de Universos, Cristal XVIII fue el último planeta que se conquistó. Tan lejos de un sol que toda la superficie del planeta era una capa de hielo. Se utilizó como Explotación Minera. Allí los Conquistadores enviaron a los Décimo de Géminis; una rama inferior de la familia real. Solía hacerse así con los planetas secundarios. Una estancia temporal y vuelta a los Planetas Administrativos. Así que pasado el tiempo previsto, y tal como

Laura Villar ha escrito un libro de poemas que se titula La ciudad. Antes, sin embargo, hay otros lugares. Se intuyen en las elipsis, en los rastros de la palabra escrita. Antes de los edificios están los espacios vacíos, las cuevas, los rincones vírgenes. La arquitectura poética clama a la memoria, a la arqueología de la emoción. El frío cosmopolita es la herencia de los campos veraniegos. Podemos
Anna Dodas i Noguer

Anna Dodas i Noguer (1962 – 1986), poeta y escritora de enorme talento, es una de las voces más singulares de la poesía catalana, truncada demasiado pronto por una muerte trágica. La obra de Anna Dodas transmite con su intensidad y su crudeza una incomodidad existencial y muestra, a pesar de su juventud, un alma convulsa por el dolor. Se dio a conocer como poeta en 1986 cuando obtiene el premio Amadeu

Para la multipremiada escritora portuguesa Lídia Jorge, «todo libro debe estar escrito con urgencia, como si uno no pudiera vivir sin él», porque aquellas historias «que no se pueden dejar de lado» son las únicas que a un escritor le merece la pena perseguir. La autora de ‘El día de los prodigios’ o ‘El fugitivo que dibujaba pájaros’ ha hecho esa reflexión en una entrevista concedida a Efe en Cartagena

Sherwood Anderson pertenece a la categoría de los padres fundadores de la narrativa norteamericana junto a nombres como Hawthorne o Melville. Lo es gracias a George Willard, el protagonista de todos los cuentos que componen su temprana obra maestra Winesburg, Ohio (Alianza). Es el gran innovador-fundador del género en su país. Su aportación hace pensar en un Chéjov americano (a quien, por cierto, noTrata sobre tres hombres que estaban en una casa en una calle. Si pudiera pronunciar las palabras, cantaría la historia. Se la susurraría al oído a mujeres…
Orangerie

Valentina Varas es una de las autoras que, dentro de pocos años, se convertirá en un nombre fundamental de la poesía en español. Un talento extraordinario. En sus manos, hasta lo más nimio se convierte en poesía. Extrae literatura de las realidades cotidianas, que dejan de convertirse en vulgares después de pasar por su filtro. Los lectores atentos de poesía no deberían perdérsela. Valentina Varas nació
camaleón

Dos elementos paratextuales ubicados como primer encuentro con el lector corroboran este culturalismo cinematográfico: «Papá, van a sacar una película de la Liga de la Justicia» y «¿Qué pasa McFly? ¿eres gallina?». El siguiente encuentro con el lector, también paratextual, anticipa a la ironía como tono natural en el discurso del hablante lírico: «¡No deje pasar más tiempo! / Dé vuelta a la página / y
Portugal

Llevaba rumiando un tiempo Feliciano Novoa la idea de montar una editorial cuando las circunstancias le condujeron de vuelta a la casa familiar de Tui, allí donde el curso del Miño separa las tierras de Galicia y Portugal. De no haberse visto forzado a aquel regreso, seguramente el proyecto que bullía en su cabeza habría terminado orientándose hacia un catálogo de tintes historiográficos, pero en aquel
La guerra según Simone Weil

«Habría que suprimir la noción misma de nación. O más bien el uso que se hace de esa palabra: porque la palabra nacional y las expresiones de las que forma parte están vacías de todo significado, no contienen más que millones de cadáveres, huérfanos, mutilados, desesperanza, lágrimas».