Entradas en la Categoría

fila1

Las sociedades occidentales y sus derivas destructivas Por Mª Jesús Fernández, traductora de Estuario Lídia Jorge es un nombre imprescindible de la literatura contemporánea en lengua portuguesa y, gracias a las numerosas traducciones …

Conseguir escribir un ensayo exclusivamente dedicado al verso libre, que trate todos sus aspectos y que sea divertido a la vez que extremadamente riguroso no es tarea fácil. A partir de un curso, …

Especial interés ofrece el artículo de Pedro Chacón Fuertes en el que se analiza su relación fundamental con María Zambrano a través de los testimonios epistolares. Una correspondencia que se aporta en Turia y que confirma la sintonía de Castellón con ella, desde que se conocieron en 1954 en Roma hasta la muerte de la brillante e inolvidable filósofa malagueña. Así, en una carta fechada el 23 de abril de 1983, Alfredo Castellón escribe:

El primer Día del Libro «Se celebró en toda España, con más discursos que libros repartidos. Desde luego, a fuerza de pedirlos prestados el público español no ha aprendido a comprar libros. Hay …

El lector viejo Como sucede con el cuerpo y con la mente, la capacidad lectora se beneficia del aporte de la experiencia, aunque sufre igualmente los rigores del tiempo. Por un lado se …

—¿Pero tú llevas libros a todas las librerías, mamá? —me pregunta mi hija hipotética. La de verdad, 15 años que me tiene, háganse cargo, no les voy a contar qué cuestiones me plantea, pero que da para una sobremesa larga lo de qué leen ahora los adolescentes y cómo, por ejemplo.

Tal vez la poesía es un estar en otro sitio. Escribirla es alzar el vuelo, liberarse por encima de las cosas, zambullirse en el agua invernal hasta tocar el fondo. El mundo debe de tener márgenes más remotos de cuanto se piensa. Los elementos son cuatro o tal vez más, y otros tantos son los mundos en los que se divide el mundo, todos por explorar, sean historia o naturaleza, mito o crónica.

se trata de la descomposición química de compuestos dentro del papel: la celulosa y la lignina, entre otras sustancias químicas. El olor del libro viejuno se deriva de esta degradación química. La lignina, además, es la causa de que acabe amarilleando el papel según va cumpliendo años; las reacciones de oxidación hacen que se descomponga en ácidos, que luego coadyuvan a romper la celulosa. A esta descomposición se le llama «hidrólisis ácida», y produce una amplia gama de compuestos orgánicos volátiles y olorosos: el tolueno y el etilbenceno, que tienen por lo visto un olor dulce; la vanilina, que huele parecido a la vainilla; el benzaldehído y el furfural, que huelen a almendras, y el  etilhexanol, que despide un aroma foral.

Cuentan muchos poetas que la poesía nació del siguiente modo: sonaba en sus oídos una frase musical insistente, al principio inconcreta y luego precisa, pero todavía sin palabras, y en algún instante, a través del fraseo musical, brotaban de pronto las palabras y comenzaban a moverse los labios. Más musical que mental, el hilo poético se cruzaba con el musical y de ese fraseo advenía el canto.

  Paolo Febbraro es actualmente uno de los mejores poetas italianos. Tiene una mente original, compleja y laberíntica que bordea de continuo el caos, lo inaferrable y la locura, pero justamente por ello realiza …