Entradas en la Categoría

Editorial

Lo mejor para conocer esta casa es darse un garbeo por esta sección, ya sea que tengas una librería e interés en nuestro fondo, o una editorial y no sepas cómo hacer para que tus libros puedan comprarse en librerías. Vale también si tienes nada más un poco de curiosidad y un rato para leer. Todo lo bueno y todo lo malo de Librerantes está aquí. Adelante
te rojo

Cómo tomar té rojo o Pu-erh Empiezo por aquí porque por algún sitio hay que empezar; cómo hacer para que el té rojo no sepa a alpargata de esparto. Librerantes, como Barrio Sésamo …
hemos vuelto...

Todo por la alegría El verano es alegría. Hace calor, pero hay alegría. Y por la alegría hay que pelear. Con uñas y dientes y mesándose los cabellos si hace falta. Exagerando, con …
tres monos

La cosa es que estaba dándole vueltas a qué poner aquí. Me pasa cada domingo que me quedo mirando el cursor, cómo parpadea, pensando en aquello de «que la inspiración te pille trabajando», atenta, esos minutos, a ver si me pilla a ver si me pilla…
la chambre verte

Hola. Os voy a contar algo que seguramente no sabéis y que ojalá siguiera yo en la inopia. Truffaut era un hombre tremendamente atractivo. Que esto seguramente sí lo sabéis, buena planta, sensible, …
argonauta 1

Este boletín lo escribo nada más por si hay alguien ahí con ganas de poesía. Porque yo sí. Me pasa muchos días esto, miro a mi alrededor y me digo, «¿Habrá hoy poesía, me la encontraré?». A veces, voy en su busca yo, por los libros la busco, los abro, al tuntún, poesía, nada más un poco de poesía, me digo, y ya, nada más necesito hoy que unos versos para rodar, a ver si en este…

Ana no (Cabaret Voltaire, 2013) Nos pasa a las personas a las que nos da vergüenza llorar con los libros, con las películas. Nos pasa que nos quedamos con todo el desasosiego que nos producen esas historias dentro. En vez de echarlas fuera llorando, que es lo más razonable, ese dejarse llevar
fieramente independientes

En esta nota voy a contar por qué Librerantes es una mala distribuidora de libros y cómo esto tampoco se me ha ocurrido a mí, que es cosa de un editor cuyos libros pueden encontrarse en la práctica totalidad de las librerías de este país. Y subiendo. Además, hablaré de editoriales con un ritmo de producción de uno o dos libros al año, editoriales de cuya distribución en librerías se ocupa Librerantes.
famos crema de manos

Golpeaba un bote de crema de manos con dosificador contra el otro, uno encima del otro, boquilla contra boquilla para que el de arriba soltara toda la que le quedaba y pudiera acabar así dentro del otro, cuando ha entrado mi hija, «Qué haces, mamá». Me ha mirado completamente extrañada, tras un rápido intento de entender… cuando ha caído al fin, descifrando la escena. «No quiero que se desperdicie», le he dicho, convencida y cortante, porque me ha mirado como si fuera poco menos que una excéntrica avara
La primavera

La foto es al lado de casa, justo bajando mi calle, a unos doscientos metros. Suelo contar que vivo al norte de Madrid, muy al norte, si bajas mi calle corriendo ya te sales del pueblo. Cuando vinimos a vivir aquí había tan poquita gente aún que nos saludábamos por la calle
La portada

Aunque en vida sólo publicó siete poemas, Emily Dickinson escribió, hasta poco antes de morir, más de mil setecientos, que procuró preservar en cuadernillos, fascículos que editaba artesanalmente ella misma, sin otra intención más que la de iluminar su espíritu. Hellen Hunt Jackson, escritora y amiga querida a la que había nombrado albacea de su obra, falleció un año antes que ella, por lo que, tras la muerte de la poeta, aquellos versos quedaron doblemente huérfanos.