Inicio»fila2»[Cancioncilla perpleja]. Un poema de Tedi López Mills

[Cancioncilla perpleja]. Un poema de Tedi López Mills

1
Compartidos
Pinterest Google+

VII. [Cancioncilla perpleja]

1.1

La vi desde el coche camino al mar:
la torre que fabricó del viento en la raridad.
La vi rapaz del aire entre risco y sal.
La vi caer de bruces: tanto escombro por cal.
La vi caduca, de orilla:
frágil torre del viento en la raridad.

1.2

Y le pedí al sabio, mi amigo, su asombro;
le dije, qué rito conviene: marear
los ojos del sol o rastrear
en la arena donde no repta sombra
de nube algo más general,
por contraste, para opacar
a la nieve imaginada, entre ceño y saña,
la borla de espuma, entre costa y mengua;
algo como una semilla, pero menos real,
nácar quebrado, sortija de escama y alga.
Aunque nada que dañe el sensible tañido,
me advierte mi amigo
filólogo, y sugiere: «lengua de níspero»
¿Te gusta? Suena a silbido
entre beso y colmillo,
como un estribillo:

1.3

Dando y dando
me voy callando,
un poco de raridad
por un poco de caridad.
Que escoja el viento,
o el dique de piedra
o la risa de hierro.
El báculo o la torre.
Ya nadie supo ni cómo
ni cuándo, ni dónde
vino a encallar,
su mundo en medio,
este trozo de mar.


Puedes encontrar —o encargarlo, si en ese momento no lo tienen— Parafrasear en estas librerías. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, escríbenos a librerantes@librerantes.com, a veces se nos pasa actualizar el mapa, y no están, seguramente, todas las que son…


Es consabido que cada poeta va eligiendo sus precursores: para ello precisa de un ojo y oído agónicos que se refinan en ese coloquio hasta reconcentrarse en una voz como glosa única. La inconcebible obra poética total de Tedi López Mills, en una trayectoria de tres decenios que ha recibido todos los reconocimientos posibles en su país, nos transfigura con decantadas perplejidades prosódicas, dramáticas, psíquicas, filosóficas, morales y cívicas desde el centro evanescente de una sensibilidad artística tan inexorable como sutil.

Aurelio Major

Sin volverlos fetiches, Tedi López Mills pule sus cortes versales como brillantes zonas de energía y significado contingente que se revierten a sí mismos, expanden, o cambian de trayectoria mientras nuestros ojos saltan desde el límite extremo de un verso hasta el comienzo del siguiente. Si eso suena admirativamente técnico, ¡sus poemas no! Son exigentes, distinguibles por un tono inimitable, por una consciencia del ser como una diversidad de seres, y por un lenguaje de matices psicológicos constantemente ajustado por ricas secuencias clausulares, el intenso pulso emocional de sus poemas.

Forrest Gander

Sobre la autora

Tedi López Mills (Ciudad de México, 1959) ha publicado once libros de poesía: Cinco estacionesUn lugar ajenoSegunda persona (Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta), GlosasHorasLuz por aire y aguaUn jardín, cinco noches (y otros poemas)Contracorriente (Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares), ParafrasearMuerte en la rúa Augusta (Almadía, 2009; Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores) y Amigo del perro cojo (Almadía, 2014; Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada); además de los libros de ensayo: La noche en blanco de Mallarmé y El libro de las explicaciones (Almadía, 2012; Premio de Narrativa Antonin Artaud). Sus libros más recientes son La invención de un diario(2016), Mi caso Rimbaud (2016) y Lo que hicimos (2018). Pertenece al Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.