Archivo de Autor - Negratinta

El Tour, en esencia, el ciclismo, es el único credo de mi padre, un clasicómano al que por fin «vencí» en una ruta de dos semanas en solitario como corredor del Zar. El paso por los Campos Elíseos en mi primera maratón; la playa de Normandía que se extiende bajo el pavés; la evocación aromática (by Proust) de cada pinchazo reparado a la sombra de un nogal.